Costa Rica, siglo XVI d.C.

Costa Rica, siglo XVI d.C.


Español costarricense

Español costarricense Son personas de Costa Rica con ascendencia española tanto de los conquistadores del período colonial como de inmigrantes que llegaron después de la independencia y de la Federación Centroamericana de Desunión. Históricamente esta parte de la población se llamaba criolla y era privilegiada pero no tenía los mismos derechos que los españoles, algunos de ellos se mezclaban con mestizos. Aproximadamente 16.482 ciudadanos españoles residentes en Costa Rica para 2009. [1]

Español-costarricense
Hispano-Costarricense
Población total
4.726.001 (est.) (Contando un posible 75% de descendientes de españoles y un 17% de mestizos, aunque el 80% son de ascendencia europea)
Regiones con poblaciones significativas
Todo Costa Rica
Idiomas
Español de Costa Rica
Religión
Catolicismo romano y protestantismo
Grupos étnicos relacionados
Costarricenses, españoles, costarricenses blancos


Aparición de los mayas

Después del 500 a. C. surgió una civilización maya avanzada en las tierras altas de Guatemala y El Salvador. Una gran población se desarrolló en la ciudad de Kaminaljuyú, en las afueras de la actual Ciudad de Guatemala, y otras ciudades mayas surgieron desde Chiapas hacia el sureste hasta Nicaragua. A principios del 1er milenio d.C., la civilización maya clásica surgió en la región de Petén en el norte de Guatemala, así como en Belice y Honduras, esto probablemente fue el resultado de la migración desde las tierras altas, aunque las culturas mayas preclásicas también se habían desarrollado en esta región de tierras bajas. contemporáneamente con centros de las tierras altas como Kaminaljuyú. Surgieron grandes ciudades nuevas en Uaxactún, Tikal, Quiriguá, Copán y otros lugares, caracterizadas por grandes templos de piedra, pirámides y mercados. Aunque las tierras altas permanecieron densamente pobladas, estas ciudades de las tierras bajas se convirtieron en los centros de una civilización superior. El hacinamiento, el hambre, el cambio climático o las grandes catástrofes geológicas pueden haber contribuido a la migración, pero el contacto entre los pueblos de las tierras altas y las tierras bajas continuó a medida que los comerciantes llevaban rasgos culturales, económicos y sociales de un lugar a otro. Tazumal, por ejemplo, en el oeste de El Salvador, fue influenciado por Copán, el centro científico maya en el noroeste de Honduras. También continuó la influencia de lugares tan lejanos como Teotihuacán en el actual Valle de México y El Tajín en Veracruz.

Las ciudades mayas de las tierras bajas estaban ubicadas en un área que los europeos consideraban inhabitable debido al clima cálido y húmedo y los insectos y enfermedades que las acompañaban. Pero los mayas desarrollaron la cultura más alta de la América precolombina, que alcanzó su apogeo entre los años 600 y 900 d.C. Los sacerdotes mayas hicieron descubrimientos en astronomía y matemáticas comparables a avances similares en el antiguo Egipto. Desarrollaron un sistema avanzado de escritura, y sus jeroglíficos en monumentos de piedra (estelas), erigidos en las tierras mayas, registraron su historia. Los brillantes logros artísticos y científicos mayas en cerámica, escultura, tejido y pintura, algunos de los cuales eran más avanzados que los logros europeos de la misma época, mostraron una notable sensibilidad artística. Desarrollaron un calendario preciso y sistemas complejos de gestión agrícola y del agua. Sin embargo, los mayas no pudieron igualar a sus homólogos europeos en tecnología. Sus obras arquitectónicas también fueron menos impresionantes que las de las civilizaciones europeas antiguas y medievales. Los mayas no pudieron desarrollar máquinas de ahorro de energía, ya que la rueda se empleaba en juguetes de niños, pero no se adaptaba a ninguna aplicación práctica. Los animales no fueron domesticados, y todo el trabajo fue realizado por mano de obra humana dirigida por un grupo de élite.


Monumentos Nacionales de Costa Rica

Museo Nacional de Costa Rica, San José

Ubicado dentro de los muros protectores de una fortaleza de finales del siglo XVIII, el museo más grande e importante del país es tan fascinante por su contenido como por su total deleite visual. Utilizado durante la guerra civil de 1948 (los agujeros de bala aún son visibles), el Museo Nacional de Costa Rica ofrece una visión resumida de la historia del país desde la época precolombina hasta la actualidad y alberga una gran cantidad de hermosos artefactos históricos, recuerdos de guerra y más.

El hecho de que la Fortaleza de Bellavista sea un esplendor absoluto, y la adición de un impresionante jardín lleno de mariposas junto con paneles de información en inglés, hacen de esta una visita obligada para cualquiera que viaje por la capital.

Museo de Oro precolombino, San José

Concentrándose en la era precolombina, este "museo de oro" ofrece una mirada fascinante a los atributos complejos y únicos de las antiguas culturas indígenas de Costa Rica. Ubicado justo al lado del Teatro Nacional antes mencionado, el Museo de Oro Precolombino exhibe una colección interesante, completa y bastante reluciente de oro antiguo que data del 500 d.C. Desde estatuillas de animales hasta amuletos, joyas y monedas, las colecciones aquí son increíblemente interesantes, especialmente si eres parte de la historia antigua.

Cartago

La primera capital colonial de Costa Rica es un hito enorme y alberga algunos de los monumentos nacionales más venerados del país. A solo media hora en auto al sur de San José, justo en las faldas del volcán Irazú a una altitud de más de 4.700 ', Cartago se estableció a mediados del siglo XVI y sufrió daños extensos en varios terremotos devastadores. Hoy en día, Cartago es un impresionante museo al aire libre, con acceso solo para peatones alrededor de las ruinas de la primera catedral, así como del pintoresco Basílica de Nuestras Damas de los Ángeles, pintorescos puentes de piedra y pintorescas casas antiguas. Restaurantes fantásticos y una gran cantidad de opciones de hoteles significan que puede pasar un par de días explorando la ciudad en profundidad.

Los puentes colgantes del Arenal

Los espectaculares puentes colgantes del Arenal pueden no ser tan antiguos como Cartago, pero son tan indicativos de la ecléctica historia del país como cualquier arquitectura antigua. Un magnífico sendero de 2 millas de 16 puentes, algunos de los cuales están colgando, lo llevará en un recorrido relámpago a través de las selvas tropicales vírgenes de Arenal, en su transición de los ecosistemas de las tierras altas a las tierras bajas, mostrando la flora y la vida silvestre nativa de todos. Un viaje interactivo e inolvidable a través de la historia natural de la región, los puentes colgantes del Arenal ofrecen una oportunidad incomparable para explorar y admirar más de lo que sería posible desde el nivel del suelo.

Esferas de piedra antiguas

Los hitos nacionales más misteriosos del país son esferas de granito místicas de diferentes tamaños, que se encuentran en varios lugares. Su fecha exacta, uso y cultura que los construyó se desconocen hasta la fecha, lo que los hace aún más atractivos. Encontradas principalmente en el Valle de Diquis, así como en la Isla del Caño e incluso en algunas de las partes más remotas de la Península de Osa, las enigmáticas esferas antiguas de Costa Rica, algunas de las cuales pesan hasta 15 toneladas, se encuentran principalmente en sus ubicaciones originales, aunque en Caño Isla, algunos fueron trasladados a un antiguo cementerio por el pueblo indígena Boruca.

Guayabo de Turrialba

A menudo calificado como el monumento nacional más impresionante de Costa Rica, Guayabo de Turrialba es su sitio arqueológico más prominente y alberga algunas de las esferas antes mencionadas, así como plazas antiguas, calles talladas en piedra, puentes, acueductos y proyectos de vivienda, algunos de los cuales se remontan a casi 3.000 años. Utilizado como centro ceremonial, además de ser una ciudad próspera durante más de dos milenios, Guayabo es donde se encontró parte del oro exhibido en el museo precolombino. El monumento nacional está escondido dentro del exuberante dosel de la selva tropical que flanquea el volcán Turrialba, y los trabajos de restauración, así como las excavaciones exploratorias, aún están en curso y probablemente lo estarán en los próximos años.

Monumentos megalíticos de Rivas

Se ha descubierto una colosal colección de cerámica antigua, instrumentos musicales y más en un sitio arqueológico que se remonta al período de Chiriquí en el primer milenio de nuestra era. El sitio megalítico de Rivas, cerca de la capital San José, es un lugar fantástico para explorar en un día fuera de la ciudad y es uno de los monumentos nacionales más pintorescos de Costa Rica. La moderna ciudad de Riva se encuentra justo al norte de la confluencia de dos ríos y está enmarcada por un paisaje sumamente pintoresco. En esta región del valle, se han descubierto más de una docena de sitios arqueológicos que datan del período de Chiriquí y, aunque gran parte del área ahora está cubierta de parcelas agrícolas, todavía hay muchas ruinas por descubrir a pie. Una maravillosa parada de camino a Chirripó.

Petroglifos de cacao

Petroglifos de chocolate, preguntas? ¡¡Nooo !! Los petroglifos del volcán Cacao en la provincia de Guanacaste son casi tan misteriosos como las rocas de granito. Los petroglifos se cuentan por cientos y se han descubierto cerca de El Pedregal, y se han descubierto más recientemente.

Se ha desenterrado una colección mucho más grande de megalitos y petroglifos en todo Costa Rica y, aunque el país nunca se jactó de una poderosa megacultura indígena (como los incas o aztecas) cuando llegaron los españoles, es claramente evidente que, sin embargo, fue el hogar de muchos. diferentes culturas antiguas, que se remontan a miles de años.

Visitar algunos lugares emblemáticos de Costa Rica en su viaje de aventura por el país sin duda le dará la oportunidad de explorar el lado histórico y cultural de este maravilloso país. Para obtener más información sobre los tours de aventura completos y eclécticos de Costa Rica, simplemente contáctenos.


2. Montezuma y el tesoro de # x2019s

Montezuma II (Crédito: Hulton Archive / Getty Images)

Cuando Hern & # xE1n Cort & # xE9s llegó a la capital azteca de Tenochtitlan en 1519, el emperador Moctezuma II lo saludó a él y a sus hombres con gran ceremonia. Los aztecas incluso ofrecieron a Cort & # xE9s oro y plata con la esperanza de que estos & # x201Cgods & # x201D de piel blanca dejaran Tenochtitlan en paz. Codiciosos de más, los españoles pusieron a Montezuma bajo arresto domiciliario y, con la ayuda de los aliados locales, se dispusieron a saquear la ciudad y aterrorizar a sus habitantes. Después de una brutal masacre durante un festival religioso, los aztecas se rebelaron y Moctezuma murió en la confusión. Las fuerzas españolas huyeron de Tenochtitlán bajo un ataque total y se vieron obligadas a arrojar todas sus riquezas saqueadas en las aguas del lago Texcoco en su loca carrera por escapar. Aunque Cort & # xE9s regresó con un ejército reconstruido el año siguiente y conquistó a los aztecas para siempre, el llamado & # x201CMontezuma & # x2019s Treasure & # x201D permanecería perdido. Según la teoría más popular, las riquezas aún descansan en el fondo del lago de Texcoco, aunque muchos lo han buscado allí sin éxito. Pero como dice una leyenda & # x2014 transmitida por algunos descendientes aztecas & # x2014, más de 2,000 hombres recuperaron los tesoros y los llevaron (con el cadáver exhumado de Montezuma & # x2019) al norte, quizás hasta el sur de Utah.


4. Pedro Arias Dávila fue una figura histórica importante

Pedro Arias Dávila, también conocido como Pedrarias, fue un soldado español que dirigió la primera misión española para formar colonias permanentes en el continente americano. Envió a algunos de sus hombres en expediciones de conquista a lo que hoy es Costa Rica y Nicaragua. Sus logros incluyen la fundación de la ciudad de Panamá, el establecimiento de colonias en las actuales Panamá y Nicaragua, y actuar como gobernador en ambos países.

Darien Gap es una brecha de 100 millas de largo de bosque salvaje que es imposible de domesticar, lo que impide que la Carretera Panamericana se complete. Crédito de la imagen: Rafal Cichawa / Shutterstock


Mesoamérica, una introducción

Aguacate, tomate y chocolate. Es probable que esté familiarizado con al menos algunos de estos alimentos. ¿Sabías que todos son originarios de México y están basados ​​en palabras náhuatl (ahuacatl, tomatl, y chocolate) que finalmente fueron adoptados por el idioma inglés?

El náhuatl es el idioma que habla la etnia nahua que se encuentra hoy en México, pero con profundas raíces históricas. Es posible que conozca un grupo nahua: los aztecas, más exactamente llamados los mexicas. Los mexicas fueron uno de los muchos grupos culturales mesoamericanos que florecieron en México antes de la llegada de los europeos en el siglo XVI.

Mapa de Mesoamérica, con las fronteras de los países modernos

¿Dónde estaba Mesoamérica?

Mesoamérica se refiere a las diversas civilizaciones que compartieron características culturales similares en las áreas geográficas que comprenden los países modernos de México, Guatemala, Honduras, Belice, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica. Algunos de los rasgos culturales compartidos entre los pueblos mesoamericanos incluían un complejo panteón de deidades, características arquitectónicas, un juego de pelota, el calendario de 260 días, el comercio, la comida (especialmente la dependencia del maíz, los frijoles y la calabaza), la vestimenta y los pertrechos (como como orejeras).

Algunas de las culturas mesoamericanas más conocidas son la olmeca, la maya, la zapoteca, la teotihuacana, la mixteca y la mexica (o azteca). La geografía de Mesoamérica es increíblemente diversa: incluye áreas tropicales húmedas, desiertos secos, terreno montañoso alto y llanuras costeras bajas. Un antropólogo llamado Paul Kirchkoff utilizó por primera vez el término "Mesoamérica" ​​(meso es griego para & # 8220middle & # 8221 o & # 8220intermediate & # 8221) en 1943 para designar estas áreas geográficas por tener rasgos culturales compartidos antes de la invasión de los europeos, y el término se ha mantenido.

Normalmente, cuando hablamos de arte mesoamericano nos referimos al arte hecho por pueblos de México y gran parte de Centroamérica. Cuando las personas mencionan el arte nativo de América del Norte, generalmente se refieren a los pueblos indígenas de los EE. UU. Y Canadá, a pesar de que estos países técnicamente son parte de América del Norte. Más recientemente, los arqueólogos e historiadores del arte han considerado las conexiones entre el suroeste y sureste de los EE. UU. Y Mesoamérica, un área a veces llamada Gran Sudoeste o Gran Mesoamérica. Centrarse en estas conexiones demuestra cómo las personas estaban en contacto entre sí a través del comercio, creencias compartidas, migración o conflictos. Las canchas de pelota, por ejemplo, se encuentran en sitios de Arizona como el Pueblo Grande de Hohokam. Es importante recordar que los términos geográficos actuales, como Mesoamérica o el suroeste de Estados Unidos, son designaciones recientes.

Este ensayo generaliza sobre las culturas mesoamericanas, pero tenga en cuenta que cada una poseía cualidades y diferencias culturales únicas. Mesoamérica no fue homogénea.

¿Cuándo fue Mesoamérica?

Los historiadores del arte y los arqueólogos dividen la historia mesoamericana en períodos distintos y algunos de estos períodos se dividen posteriormente en subperíodos: temprano, medio y tardío.

La fecha del final del período Posclásico es algo controvertida, ya que presume que la cultura mesoamericana terminó en gran medida con la llegada de los españoles a la capital mexicana de Tenochtitlán en 1519, aunque la cultura mesoamericana continuó bajo el control español, aunque se transformó significativamente.

También puede encontrar el término precolombino, que es un término que designa las culturas indígenas antes de la llegada de Colón. Incluye los de Mesoamérica, así como de Sudamérica y el Caribe. Este término es problemático por varias razones y se explora en otro ensayo.

¿Qué idioma habla la gente?

No había un solo idioma que uniera a los pueblos de Mesoamérica. Los lingüistas creen que los mesoamericanos hablaban más de 125 idiomas diferentes. Por ejemplo, los pueblos mayas no hablaban "maya", pero podrían haber hablado maya yucateco, k'iche o tzotzil, entre muchos otros. Los mexicas pertenecían al grupo étnico nahua más grande y, por lo tanto, hablaban náhuatl.

Idiomas indígenas en México hablados actualmente por más de 100,000 personas

Para los estudiantes que están aprendiendo sobre Mesoamérica por primera vez, la increíble diversidad de personas, idiomas e incluso deidades puede ser abrumadora. Recuerdo vívidamente mi primera clase de historia del arte mesoamericano. Me sentí intimidado por mi falta de familiaridad con diferentes palabras, idiomas y grupos culturales mesoamericanos. Al final del semestre estaba orgulloso de poder diferenciar entre zapoteco y mixteco, y podía deletrear Tlaloc. Me tomó unos años más poder deletrear y pronunciar palabras como Tlacaxipehualiztli (Tla-cawsh-ee-pay-wal-eeezt-li) o Huitzilopochtli (Wheat-zil-oh-poach-lee).

Escribiendo

Los sistemas de escritura mesoamericanos varían según la cultura. La escritura de Rebus (escritura con imágenes) era común entre muchos grupos, como los nahuas y mixtecos. Imagínese dibujar un ojo, un corazón y una manzana. Acaba de utilizar la escritura en acertijo para comunicar "Me encantan las manzanas" a cualquiera que esté familiarizado con estos símbolos. Muchos sistemas de escritura visual en Mesoamérica funcionaron de manera similar, aunque el ejemplo anterior se simplificó en aras de la claridad. Puede encontrar las frases "escribir sin palabras" o "escribir con signos" que se utilizan para describir muchos sistemas de escritura en Mesoamérica. También se le llama escritura pictográfica, ideográfica o pictórica.

Matrimonio entre Lord 8 Deer y Lady 13 Serpent en el Codex Zouche-Nuttall, c. 1450 d.C., Mixteco (o Ñudzavui), período Posclásico Tardío, piel de ciervo, folio 27 (Museo Británico)

Solo los mayas usaban un sistema de escritura como el nuestro, donde signos como letras designan sonidos y sílabas, y se combinan para crear palabras. La escritura jeroglífica maya es logográfica, lo que significa que usa un signo (piense en una imagen, símbolo o letra) para comunicar una sílaba o una palabra.

El calendario ritual de 260 días frente al calendario de 365 días

Otras características compartidas entre los pueblos mesoamericanos fueron los calendarios de 260 y 365 días. El calendario de 260 días era un calendario ritual, con 20 meses de 13 días. Basado en el sol, el calendario de 365 días tenía 18 meses de 20 días, con cinco días “extra” sin nombre al final. Fue el recuento del tiempo utilizado para la agricultura.

Imagínese ambos calendarios como ruedas entrelazadas. Cada 52 años completaban un ciclo completo, y durante este tiempo los rituales especiales conmemoraban el ciclo. Por ejemplo, los mexicas celebraron la Ceremonia del Fuego Nuevo como un período de renovación. Estos ciclos se entendieron como ciclos de vida y, por lo tanto, reflejan la creación, la muerte y el renacimiento. Los mayas (especialmente durante el período Clásico), también utilizaron un calendario de Cuenta Larga además de los dos ya mencionados (en lugar de un calendario cíclico, la Cuenta Larga marcaba el tiempo como si estuviera a lo largo de una línea extendida que no se repite).

Religión y panteón de dioses

Dentro de cada cultura mesoamericana existía un complejo panteón de dioses. Muchos grupos compartían deidades similares, aunque había mucha variación. Las deidades que tenían papeles importantes en Mesoamérica incluían un dios de la tormenta / lluvia y una deidad serpiente emplumada. Entre los mexicas, este dios de la tormenta / lluvia se conocía como Tlaloc, y la deidad de la serpiente emplumada se conocía como Quetzalcoatl. Los mayas se refirieron a su deidad de la tormenta / lluvia como Chaac (hay múltiples grafías). El equivalente de Quetzalcoatl entre los diferentes grupos mayas incluyó a Kukulkan (maya yucateco) y Q’uq’umatz (maya k’iche). Cocijo es el equivalente zapoteca del dios de la tormenta / lluvia. Existen muchas obras de arte que muestran a estas dos deidades con características similares. La deidad de la tormenta / lluvia a menudo tiene ojos saltones y boca / hocico hacia arriba. Las deidades de serpientes emplumadas típicamente mostraban rasgos de serpiente emparejados con plumas.

Quetzalcoatl (serpiente emplumada), c. 1321-1521, 210 x 440 cm (Museo Nacional de Antropología, México)

Es difícil generalizar sobre las creencias religiosas y las ideas cosmológicas mesoamericanas porque eran muy complejas. En toda Mesoamérica, había una creencia generalizada en la división del universo a lo largo de dos ejes: uno vertical y otro horizontal. En el centro, donde estos dos ejes se encuentran, está el eje mundi, o el centro (u ombligo) del universo. En el plano horizontal, cuatro direcciones se derivan del eje mundi. Piense en las cuatro direcciones cardinales (norte, sur, este y oeste). En el plano vertical, generalmente encontramos el mundo dividido en tres reinos principales: el celestial, el terrestre y el inframundo.

Codex Féjervary-Mayer, siglo XV, f. 1 (Museo del Mundo, Liverpool)

Un ejemplo mexica ayuda a aclarar este complejo sistema cosmológico. Una imagen del Codex Féjervary-Mayer muestra el eje horizontal del cosmos. En el centro está la deidad Xiuhtecuhtli (un dios del fuego), de pie en el lugar del eje mundi. Cuatro nodos (que parecen casi pétalos trapezoidales) se ramifican desde su posición, creando una forma llamada Cruz de Malta. Este (arriba) está asociado con rojo, sur (derecha) con verde, oeste (abajo) con azul y norte (izquierda) con amarillo. Una planta y un pájaro específicos acompañan a cada dirección del mundo: árbol azul y quetzal (este), cacao y loro (sur), maíz y pájaro pintado de azul (oeste) y cactus y águila (norte). Dos figuras flanquean la planta en cada brazo de la cruz. Juntas, estas figuras y Xiuhtecuhtli representan a los Nueve Señores de la Noche. Este cosmograma describe cómo los mexica concibieron el universo.

Modelo de cancha de pelota, México, Nayarit, c. 200 a. C. – 500 d. C., cerámica con engobe y otros pigmentos, 15,24 x 21,59 x 34,29 cm (Museo de Arte del Condado de Los Ángeles)

El juego de pelota

Los pueblos de Mesoamérica, comenzando con los olmecas, practicaban un deporte ritual conocido como el juego de pelota. Los juegos de pelota a menudo se ubicaban en el recinto sagrado de una ciudad, lo que enfatizaba la importancia del juego. Se pasaron pelotas de goma maciza entre los jugadores (¡no se permiten manos!), Con el objetivo de atravesar los marcadores. Los jugadores usaban prendas acolchadas para proteger sus cuerpos de la pelota dura.

Los significados del juego de pelota eran muchos y variados. Podría simbolizar una gama de ideas cosmológicas más amplias, incluido el movimiento del sol a través del inframundo cada noche. Los cautivos de guerra también jugaban contra miembros de una ciudad o grupo ganador, y el juego simbolizaba su derrota en la guerra. A veces incluso se jugaba un juego en lugar de ir a la guerra.

Numerosos objetos muestran aspectos del juego de pelota, lo que da fe de su importante papel en Mesoamérica. Tenemos ejemplos de esculturas de arcilla de juegos de pelota que ocurren en las canchas. Los jugadores de pelota también son temas frecuentes en las vasijas y esculturas de cerámica pintada por los mayas. Los relieves de piedra en El Tajín y Chichén Itzá representan diferentes momentos de un juego de pelota que culminó en un sacrificio ritual. Se han encontrado códices pictóricos pintados, como el Codex Borgia (arriba), juegos de pelota en forma de I y representaciones en piedra de ropa de juego de pelota. Hoy en día, la gente en México todavía juega una versión del juego de pelota.

Juego de pelota en forma de I, Codex Borgia, c. 1500, f. 42 (Biblioteca Vaticana)

Las sociedades mesoamericanas continúan impresionándonos con su sofisticación y logros, en particular sus logros artísticos. Nuestro conocimiento continúa expandiéndose con la investigación en curso y las excavaciones arqueológicas. Excavaciones recientes en la Ciudad de México, por ejemplo, descubrieron una nueva escultura monumental mexica enterrada con algunos de los objetos más singulares que jamás hayamos visto en el arte mexica. Con estos descubrimientos, nuestra comprensión de los mexicas sin duda crecerá y cambiará.


Legado de los inmigrantes afrocaribeños de Costa Rica en la década de 1930 & # 8217

En dos ocasiones distintas durante el último año, me han pedido información sobre cómo pudo haber sido la vida en Puerto Limón durante las décadas de 1930 y 1940. Los que me preguntaban estaban agotados por las nociones estereotipadas de que Limón se trata de “Cocorí y arroz y frijoles.

Aunque hay investigaciones sobre Marcus Garvey, la Universal Negro Improvement Association (UNIA), el Northern Railway y el papel de la United Fruit Company en la industria bananera, se ha conservado (o documentado, más allá del trabajo de don Quince Duncan) muy poca información para destacar algunas de las personas que forjaron vidas en esta región a principios del siglo XX.

Mi interés personal es la esclavitud en Costa Rica, y siempre es fascinante estar en conversaciones con ticos que fácilmente agregan a los caribeños de habla inglesa que inmigraron a Limón a la "olla de esclavos".

Respondo rápidamente que estos inmigrantes, de hecho, nunca fueron esclavos, sino personas educadas que buscaban oportunidades económicas para ellos y sus familias. Llegaron a Costa Rica por elección, no por la fuerza.

Muchos costarricenses, y esto no es una acusación de personas, sino de sistemas educativos, no tienen idea del legado de la esclavitud que construyó la capital colonial de Cartago y fomentó la frágil economía del cacao que ayudó a establecer la nación. Costa Rica ha tenido varios patrones de inmigración distintos de personas de ascendencia africana, a partir de principios del siglo XVI.

Sin embargo, la explicación general sobre los afrodescendientes en Costa Rica generalmente cae en una de dos categorías: el discurso “la esclavitud nunca existió en Costa Rica / todos somos ticos”, o el “todos los afrodescendientes eran esclavos y viven en Limón ”.

Normalmente, mi respuesta es una historia que cuento para humanizar e individualizar a las personas afrodescendientes que han contribuido al bienestar de Costa Rica.

Mis bisabuelos, Ruth y William Gourzong, llegaron a Costa Rica para trabajar para la Northern Railway Company a principios del siglo XX. Ruth, una mujer negra, nació en Jamaica. William, un hombre negro, vino de Nueva Orleans.

Fue contratado por Northern Railway en los Estados Unidos para venir y administrar el dormitorio "Northern Quarters". Fue a Jamaica de camino a Limón, donde conoció y se casó con Ruth. Juntos tuvieron siete hijos: Charlie, Winifred, Beatrice, Leonora (mi abuela), William, Olivia y Victor, todos nacidos en Limón.

Mis bisabuelos eran los únicos propietarios de Northern Quarters. The Quarters era un dormitorio para los trabajadores ferroviarios de nivel superior que permanecían en Limón durante la noche en su camino de regreso a San José. Cada habitación tenía una cama doble y la limpiaba exclusivamente una mujer caribeña llamada Sra. Dora.

Las comidas se proporcionaron tres veces al día. Había baños y duchas comunes. Cada uno de los hombres pagó su estadía con un comprobante firmado, y el monto fue descontado de su salario al final de la semana. Mi tía abuela Beatrice dirigió las cocinas, con la señora Moltan como cocinera, durante los años 50 y principios de los 60 hasta que Quarters cerró sus puertas en 1963.

Aunque los Quarters estaban segregados racialmente y atendían solo a costarricenses hispanos y extranjeros que trabajaban para la empresa, después de la muerte de mi bisabuelo William en 1937, Ruth dirigió el hotel durante más de 20 años como una viuda que solo hablaba inglés. A través de su trabajo como gerente del hotel, Ruth pudo construir una casa en las afueras de la ciudad de Jamaica (ahora Barrio Roosevelt).

Debido a su verdadera riqueza, Ruth ayudó financieramente a sus hijos y desempeñó un papel financiero central en el mantenimiento de la Iglesia Bautista, donde fue diácono y jefa del Grupo de Mujeres. Era dueña de varias propiedades en las que permitía que vivieran sus hijos y sus familias, y tenía maravillosas fiestas en casa con un piano y un gramófono. La suya fue una de las primeras casas en Limón en tener plomería interior, con una bañera y un inodoro enormes.

No confiando en el estado de los bancos en Limón, que ya había quebrado varias veces durante la década de 1930, Ruth se quedó con grandes cantidades de dinero (dólares y colones) escondido en toda su casa. En su vejez, contrató a un abogado negro de Limón para que redactara su testamento en el que asignaba propiedades, bienes y dinero a su familia.

No es frecuente que se documenten las narrativas sobre mujeres antillanas exitosas en Limón y, sin embargo, según mi tIcomo, hubo muchas otras mujeres y hombres negros exitosos que sirvieron como modelos a seguir y formaron una red estrecha para hacer avanzar a sus hijos nacidos en Costa Rica en la sociedad.

El punto que estoy tratando de hacer es que se trataba de personas comunes que vivían, amaban, trabajaban y tenían los mismos sueños que los demás: ver a sus hijos prosperar en un país que solo les permitió “naturalizarse” a partir de 1948. La vida no fue fácil en la ciudad de Jamaica de la década de 1930.

Sin embargo, Ruth entendió que para sobrevivir, tenía que ahorrar y planificar para su familia. Siendo políticamente astuta, alentó a sus nietos a recibir la mayor educación posible para ser parte de la cambiante marea nacional y que ellos también pudieran cosechar los beneficios de sus plenos derechos cívicos.

En muchos sentidos, los patrones de mi familia reafirman los patrones culturales generales de los inmigrantes antillanos que emigraron a Limón a principios del siglo XX. Tenían poca asociación con los hispanos costarricenses, tenían una mentalidad política y para 1920, la Asociación Universal para el Mejoramiento del Negro (UNIA) de Marcus Garvey había establecido 23 sucursales a lo largo de la Costa Atlántica.

Los múltiples puestos de Ruth como madre, viuda, trabajadora, anciana de la Iglesia, abuela, propietaria y astuta empresaria es una reafirmación de los complejos desafíos y éxitos de los afrocostarricenses en su compromiso con el mundo. Los sacrificios de Ruth crearon una familia costarricense que hoy se jacta de numerosos médicos, abogados, maestros, ingenieros civiles, arquitectos, dentistas, lingüistas y trabajadores sociales.

La historia de Ruth es un ejemplo del legado de las poblaciones afrodescendientes en Costa Rica. Creo que la nación será más rica a medida que cada historia de vida se integre en su historia.

Este artículo apareció por primera vez el 7 de diciembre de 2015

Natasha Gordon-Chipembere, escritor, profesor y fundador de la Retiros de escritores Tengo Sed, se mudó a Heredia, Costa Rica con su familia desde Nueva York en junio de 2014. Puede ser contactada en [correo electrónico & # 160 protegido] . “Reflexiones de un afrocostarricense” se publicará dos veces al mes.


Costa Rica, siglo XVI d.C. - Historia

1) Topiario en el parque municipal de Zarcero: Este pintoresco pueblo de montaña se encuentra a 67 kilómetros al noroeste de San José. A una altura de 1700 metros, la temperatura del aire es agradablemente refrescante. La atracción principal es la plaza del pueblo frente a la iglesia con su divertida variedad de formas y figuras (elefantes, monos en bicicleta, helicópteros, etc.) que se han formado a partir de cipr & eacutes, un tipo común de conífera plantada en elevaciones más altas alrededor. el país. Para los admiradores de la arquitectura religiosa, vale la pena echarle un vistazo a la iglesia.

Tomando la carretera Panamericana (Rt. 1) al oeste de San Jos & eacute; tome la salida de Naranjo y siga las indicaciones (o pregunte) por Ciudad Quesada. Zarcero está encaramado en el borde del Valle Central (17 km. Al norte de Naranjo) antes de comenzar a descender hacia las llanuras del norte de la región de San Carlos.

2) Carpintería y pintura en Sarch & iacute: A principios del siglo XX, una persona de mentalidad artística que trabajaba para el molino de café La Luisa, cerca del pueblo de Sarch & iacute, tuvo la idea de pintar diseños coloridos en los lados y ruedas de madera. de una carreta. La idea se popularizó y, finalmente, la mayoría de las carretas costarricenses lucieron diseños geométricos gay.

Hoy en día, este verdadero símbolo nacional se está convirtiendo en una especie en extinción debido a la mayor velocidad y versatilidad de las camionetas pick-up y vehículos 4X4. Sin embargo, la producción de carretas pintadas a mano es tan prolífica como siempre, solo que ahora vienen en versiones miniaturizadas destinadas al comercio de souvenirs. El pueblo de Sarch & iacute se ha convertido en el centro de esta producción y numerosas tiendas salpican la carretera principal que atraviesa la ciudad. Varios de estos puntos de venta de souvenirs tienen cuartos traseros donde el visitante puede ingresar y observar a los artesanos locales en el trabajo mientras pintan los patrones decorativos.

Destaca también la iglesia del centro del pueblo. Pintado en tonos pastel de verde y rosa, de alguna manera se parece más a un pastel de bodas que a una iglesia.

El pueblo se encuentra a 53 km. al noroeste de San Jos & eacute. Conduciendo hacia el oeste por la carretera Panamericana (Ruta 1), tome las salidas Grecia o Naranjo y siga las señales (o pregunte) por Sarch & iacute. La distancia desde la autopista es menor si se toma la salida de Naranjo, aunque esto significa conducir un poco más hacia el oeste y doblar hacia atrás.

3) La Virgen del Socorro: esta es un área a unos 700 metros de altura a lo largo del cañón boscoso del río Sarapiquí y iacute que ha sido el favorito de los observadores de aves y entusiastas de las mariposas durante muchos años. Antes de la apertura de la carretera a través del Parque Nacional Braulio Carrillo, este era uno de los sitios de ladera caribeña de elevación media más accesibles para quienes venían del Valle Central. Muchas de las especies de mariposas que se encuentran en este cinturón altitudinal tienen distribuciones geográficas muy limitadas. Among the birds, hummingbirds and tanagers are particularly plentiful and include the Black-crested Coquette, Green Thorntail, Coppery-headed Emerald (known only from Costa Rica), Crimson-collared Tanager, Emerald Tanager, and Silver-throated Tanager.

The place name actually refers to an agricultural community that a gravel road and an old rusting iron bridge over the rushing Sarapiquí River link with the rest of the world. For the purposes of a natural history outing, all that you need do is park your car just off the paved road and stroll down the gravel road until you feel like turning around and hiking back up. The bridge makes a good goal if you need one, and in addition to being just an incredibly pleasant place to sit and watch the mountain stream, it's also a good place to find American Dippers and Torrent Tyrannulets, two bird species that favor this habitat.

To get there, drive to Vara Blanca -- in the saddle between Poás Volcano and Barva Volcano -- and follow Rt. 9 north. About two kilometers beyond Isla Bonita, look for a sign welcoming you to La Virgen del Socorro and a sharp right-hand turn onto the gravel road (if you come to Cariblanco, you've gone too far).

On the way down from Vara Blanca there are two magnificent waterfalls. The first comes thundering down right beside the road and can't be missed. This is known as Catarata de La Paz , since it is on the Río La Paz (Peace River), which originates near the summit of Poás Volcano. The second falls is farther from the road, but unless it is very cloudy, is not easily missed. Be looking down across the river gorge on your right as you come into the village of Cinchona, and you'll see this impressively high waterfall as it spills into the Sarapiquí River. A small roadside (former) restaurant nearby has a great view of the falls and also has put out several hummingbird feeders, so you can get some terrific close-up views of these swift creatures.

4) Fraijanes Recreational Park: This 18-hectare recreational park, located en route to Poás Volcano , was created by the Tourism Board (I.C.T.) in the early 1980's. It is a popular picnic area among the local populace, especially when the weather is less than ideal at the summit of the volcano.

A small man-made lake forms the centerpiece of the park and a series of trails wind through the partly forested grounds. If the park is not too crowded, the birdwatching here can be productive with such species as White-eared Ground-Sparrow, Yellow-throated Brush-Finch, White-throated Spadebill, Steely-vented Hummingbird, and Greyish Saltator in residence.


Rincón de la Vieja volcano

Rincón de la Vieja is the largest volcano in NW Costa Rica and one of its most active ones.


Rincón de la Vieja volcano eruptions: 1529(?), 1765, 1844, 1849, 1851(?), 1853-54, 1860, 1861-63, 1902(?), 1912, 1917(?), 1922, 1966-67, 1969, 1969, 1970, 1983, 1984, 1985-86, 1987, 1991-92, 1995, 1998 (Feb.-Sep.), 2011-2012, 2014, 2015-ongoing

Latest nearby earthquakes

Fondo

It is a remote volcanic complex in the Guanacaste Range, consisting of an elongated, arcuate NW-SE-trending ridge that was constructed within the 15-km-wide, about 9,000 years-old Guachipelín caldera, whose rim is exposed on the south side.
Rincón de la Vieja, sometimes known as the "Colossus of Guanacaste," has an estimated volume of 130 cu km and contains at least 9 major eruptive centers.
Activity has migrated to the SE, where the youngest-looking craters are located. The twin cone of 1916-m-high Santa María volcano, the highest peak of the Rincón complex, is located at the eastern end of a smaller, 5-km-wide caldera and has a 500-m-wide crater.
A plinian eruption producing the 0.25 cu km Río Blanca tephra about 3500 years ago was the last major magmatic eruption from the volcano. All subsequent eruptions, including numerous historical eruptions possibly dating back to the 16th century, have been from the prominent crater containing a 500-m-wide acid lake (known as the Active Crater) located ENE of Von Seebach crater.
Source: GVP, Smithsonian Institution


Foreign Languages Spoken In Costa Rica

Costa Rica has received a large number of immigrants over the years from countries across the world. The immigrants contributed to the foreign languages of Costa Rica.

Mekatelyu or Patua, an English-based Creole language is spoken by the Afro-Carib immigrants who have settled primarily in the Limón Province along the Atlantic coast of the country.

The Quakers community of Monteverde speaks an older dialect of English that uses thou in place of you.

The deaf community of the country uses the Costa Rican Sign Language.


Ver el vídeo: Bicentenario Costa Rica,Patriótica Costarricense, La tenor. 150921