¿Qué figura famosa tuvo el funeral público más grande?

¿Qué figura famosa tuvo el funeral público más grande?

Hace veinte años, el 6 de septiembre de 1997, un ataúd fue llevado por las calles de Londres en la parte trasera de un carruaje de armas. Dentro del ataúd estaban los restos mortales de Diana, la princesa de Gales, que había muerto en un accidente automovilístico siete días antes. El funeral siguió un estricto protocolo real, pero lo que no se planeó fue el asombroso tamaño de la multitud que inundó las calles, plazas y parques de Londres. Se estimó que más de un millón de personas asistieron a la procesión. Fue una de las multitudes más grandes que apareció en Inglaterra desde la Segunda Guerra Mundial.

Esta tradición de multitudes masivas de funerales se remonta a la época victoriana y comenzó con la muerte del duque de Wellington en 1852. El vencedor de Napoleón, y el popularizador de las botas altas para el clima húmedo, declaró en su testamento que su cuerpo quedaría "a disposición de su soberano". Así que, tras su muerte, la reina Victoria declaró que su funeral debería ser un acontecimiento sin precedentes, acorde tanto con la grandeza de la formidable carrera militar del duque como con la del Imperio Británico.

El funeral tardó dos meses en prepararse, durante los cuales el cuerpo de Wellington fue embalsamado y sellado dentro de cuatro ataúdes, y se trazó una ruta serpenteante de dos millas a través de Londres. El día del funeral 12 caballos negros con tocados de plumas de avestruz negras tiraron de un enorme carro fúnebre de bronce adornado con lanzas, escudos y cañones, como un inmenso monstruo, por las calles de Londres. Diez mil manifestantes los siguieron, algunos de los cuales fueron necesarios para ayudar a empujar el vagón fúnebre cuando se atascó en el barro, y la audiencia que miraba y lloraba era de más de 1,5 millones de personas, muchas de ellas traídas por las nuevas líneas de ferrocarril que ahora conectaban el ciudad al resto del país. los Noticias ilustradas de Londres declaró que "ha superado en grandeza significativa cualquier tributo similar a la grandeza jamás ofrecido en el mundo".

El funeral del duque de Wellington, que fue cubierto por la prensa internacional, creó el modelo para todos los funerales públicos masivos que siguieron. Se convirtieron en eventos de gran costo, generalmente organizados por el estado, y tenían un doble propósito como eventos de duelo y demostraciones de solidaridad y unidad nacional. Lo que es más importante, solo fueron posibles gracias al aumento de la prevalencia del transporte masivo.

Este último factor fue de suma importancia al otro lado del Atlántico, tras la muerte del presidente Abraham Lincoln en 1865. Cuando el cuerpo de Lincoln fue transportado en tren desde Washington a Illinois, se convirtió en un de facto procesión fúnebre, viajando a través de Pensilvania, Nueva York, Ohio, Indiana e Illinois en un viaje de dos semanas durante el cual se estima que siete millones de personas se detuvieron para presentar sus respetos. En lugar de que la gente vaya al cuerpo, el cuerpo fue a la gente.

Además de la realeza y los políticos, las figuras religiosas inevitablemente atraen a algunas de las multitudes más grandes a sus funerales. Tras la muerte del ayatolá Jomeini en 1989, se estimó que casi diez millones de personas se alineaban en la ruta de 20 millas hacia el cementerio —1 / 6 de la población de Irán, la mayor proporción de una población que jamás haya asistido a una procesión fúnebre — con entre 2,5 a 3,5 millones de personas que asistieron al entierro en sí. Sin embargo, tal devoción pública demostrable puede causar dificultades. Durante el funeral, la multitud de dolientes rodeó el sencillo ataúd de madera que sostenía el cuerpo del ayatolá. Mientras miles de manos intentaban agarrar un fragmento de la mortaja funeraria, el ataúd cayó al suelo y el cuerpo se desplomó. Finalmente fue recuperado por guardias armados que dispararon sobre las cabezas de la multitud y lo colocaron en un helicóptero para que se lo llevaran y lo enterraran otro día. Los dolientes se aferraron al tren de aterrizaje del helicóptero mientras despegaba.

Aunque careció de demostraciones tan dramáticas de dolor, el funeral del Papa Juan Pablo II fue igualmente notable por su gran multitud, unos cuatro millones apiñados en Roma, que incluyó la mayor reunión de jefes de estado fuera de las Naciones Unidas, con cuatro reyes, cinco reinas. y al menos setenta presidentes y primeros ministros presentando sus respetos.

Pero el servicio público o religioso no es de ninguna manera la única causa de los funerales públicos masivos. Cuando murió el novelista francés Víctor Hugo en 1885, más de dos millones de personas observaron la procesión fúnebre desde el Arco de Triunfo hasta el Panteón, más que la población ordinaria de París. Fue el primer funeral de una celebridad. Aunque el autor de Los Miserables y El jorobado de Notre Dame había deseado ser enterrado en el ataúd de un pobre, todo a su alrededor era magnífico. El Arco de Triunfo donde se colocó el ataúd estaba velado con tela negra y rodeado de soldados a caballo que portaban antorchas. Durante la procesión en sí, el ataúd fue precedido por 11 carruajes de flores. Era notable que la mayoría de la multitud fúnebre eran obreros y granjeros, los mismos desposeídos que el trabajo de Hugo había defendido, e incluso las prostitutas de París se tomaban el día libre. los Chicago Tribune lo etiquetó como "uno de los funerales más notables de la historia del mundo", aunque el filósofo Friedrich Nietzsche lo declaró "una orgía de mal gusto y autoadmiración".

Desde la época de Hugo, las celebridades, especialmente las que mueren jóvenes, han sido la causa de un número creciente de grandes funerales. Cuando Ayrton Senna, el piloto brasileño de Fórmula Uno, murió en un accidente en 1994, se consideró una tragedia nacional y el gobierno brasileño declaró tres días de luto nacional. Se estima que tres millones de personas se alinearon en las calles de su ciudad natal de Sao Paulo.

Sin embargo, la multitud fúnebre más grande jamás registrada fue la de un hombre poco conocido fuera de su país de origen. A su muerte en 1969, C.N Annadurai era el Ministro Principal de Tamil Nadu, un estado en el sur de la India. Actor, escritor y defensor de la cultura tamil, luchó contra la imposición del hindi como idioma oficial de la India, y fue amado universalmente en su estado natal. Cuando murió mientras aún estaba en el cargo, se estima que 15 millones de personas salieron a las calles para ver el cuerpo.

Si bien el tema de tal gran aflicción es, quizás, sorprendente, que tal multitud ocurra en la India lo es menos. Después de todo, India acoge la peregrinación Kumbh Mela, que atrae a unos 30 millones de peregrinos cada vez que se celebra, la mayor reunión de personas del mundo. La realeza y la celebridad de Diana la convirtieron en una figura de fama mundial, pero al final su funeral no pudo compararse con el de un administrador estatal indio.


¿Qué figura famosa tuvo el funeral público más grande? - HISTORIA

El cuidado de sus propios muertos comenzó a cambiar drásticamente durante la Guerra Civil.
Los soldados morían en el campo de batalla y sus familias querrían que los enviaran.
casa para entierro. Aquí es cuando la práctica del embalsamamiento, para enviar cuerpos a
una larga distancia, primero comenzó a tener lugar. Dr. Auguste Renouard (1839-1912), un
Médico estadounidense, fue uno de los primeros líderes en el campo, sentando las bases
para los métodos de embalsamamiento actuales.

Durante este período de tiempo, el cementerio familiar se movía hacia el parque más
como escenarios del cementerio local. Además, Estados Unidos, estableció una serie de
cementerios militares nacionales, donde se encontraban miembros de las fuerzas armadas y
seguir siendo enterrado.

Poco después vinieron los Enterradores, quienes asumieron este deber para las familias en un
tiempo de necesidad. No pasó mucho tiempo antes de que esto se convirtiera en la forma normal para que las familias
cuidar de sus muertos.

Con el tiempo, los Enterradores se conocen como Funerarios y Directores de Funerarias. En
principios de la década de 1900, los recién formados Directores Funerarios Nacionales
La asociación estaba presionando a sus miembros para que se consideraran a sí mismos & quot; profesionales & quot; no
comerciantes como lo habían sido los primeros fabricantes de ataúdes. El uso regular del embalsamamiento fue
alentado, y los nuevos & quot; profesionales & quot lo utilizaron para sugerir que eran los guardianes de
la salud pública.


Lista de figuras famosas de la salud pública

Dra. Margaret Chan

¿Quiénes son las figuras notables de la salud pública? Puede que haya cientos de personas dignas de mención, pero hoy les presentamos a las principales figuras de la salud pública del mundo que han dado forma a la industria de la salud pública.

Los líderes de salud pública mundialmente famosos

Durante siglos, las contribuciones de grandes hombres y mujeres han determinado el curso de las enfermedades y han salvado millones de vidas en el proceso. Desde figuras históricas de la salud hasta figuras históricas en epidemiología, desde famosos administradores de la salud hasta líderes destacados en salud pública. Estos hombres y mujeres son los verdaderos héroes de la salud pública. Mostraron cualidades de liderazgo en salud pública y virtudes científicas poco comunes cuando más importa.

¿Qué es el liderazgo en salud pública?

El liderazgo en salud pública se puede definir como la capacidad de guiar a los seguidores u otros miembros de una organización de salud pública. Eso Implica tomar decisiones acertadas y en ocasiones difíciles, desprovistas de emociones o de interés pecuniario en beneficio del público o de la institución.

También implica crear y articular una visión y una misión claras, hacia el logro de un objetivo específico.. Las cualidades de un líder de salud pública contribuyen en gran medida a determinar si logra avanzar en el curso de la salud pública o fracasa.

Nombres de líderes de salud pública famosos que se distinguieron en la historia mundial

    Sir Waldemar Mordejai Wolff Haffkine - Fue un bacteriólogo judío del Imperio Ruso, que trabajó en el Instituto Pasteur en París Francia. Se le atribuye el desarrollo de la vacuna contra el cólera que salvó la vida de millones de vidas en la India. También fue el primer microbiólogo en desarrollar y utilizar vacunas contra el cólera y las víctimas de la peste bubónica. Una característica que distingue a Sir Waldemar Mordechai Wolff Haffkine fue que probó las vacunas él mismo. Lord Joseph Lister lo nombró & # 8220 un salvador de la humanidad & # 8221.


11 figuras públicas que te harán repensar lo que sabes sobre los trastornos de ansiedad

Las figuras públicas de Hollywood aparecen salpicadas en páginas brillantes mientras llevan a sus hijos a la tienda o van al gimnasio junto a titulares como "¡Estrellas! ¡Son como nosotros!" - y aunque estos recados los hacen identificables, ahí es donde suelen terminar las comparaciones.

Cuando miramos a las figuras públicas, solemos pensar en ellas como la imagen de una persona equilibrada y segura. Pero a pesar de que estamos expuestos a lo que se siente como cada gramo de sus vidas a través de las suaves páginas de una revista, todavía hay batallas privadas que deben enfrentar, y eso incluye abordar su bienestar emocional cuando se pone en peligro.

No importa cómo se mire, existe un estigma asociado a los problemas de salud emocional y mental, especialmente cuando se trata de trastornos de ansiedad. Y a pesar de que la afección afecta a casi 40 millones de adultos estadounidenses, incluidas las figuras públicas que parecen tan frías bajo presión, todavía puede haber una barrera cuando se trata de comprender cómo es sufrir de miedo y estrés crónicos. Para comprender las necesidades de nuestra cultura, y darse cuenta de que sufrir de ansiedad no tiene por qué ser debilitante, a continuación encontrará 11 figuras públicas increíbles que lo harán reconsiderar lo que sabe sobre la ansiedad y los trastornos de pánico.

Olivia Munn

La actriz mejor conocida por su comportamiento confiado en "The Newsroom" de HBO, ha admitido abiertamente que tiene ansiedad social severa. "Si entrara a la fiesta de cumpleaños de alguien, tendría un fuerte ataque de ansiedad", dijo a la revista People en 2013. La aversión de Munn a las situaciones sociales también desencadena la tricotilomanía, una afección relacionada con morderse las uñas y pellizcarse la piel que causa los que sufren se arrancan el pelo; en el caso de Munn, se arranca las pestañas. Para controlar la afección, dice que se trata de superar la idea de lo que te da tanto miedo. "La idea, eso es la ansiedad", dijo a Access Hollywood en marzo. "Es interpretar cómo creo que van a ser las cosas y nunca termina siendo tan malo como creo que será".

John Mayer
Escuchamos sus letras poéticas en momentos de angustia, pero el cantante pop también tiene sus propias angustias privadas. Propenso a la ansiedad, Mayer tiene a mano medicamentos contra la ansiedad en caso de un ataque de pánico, informó Everyday Health.

Dan Harris
El presentador de "Nightline" y "Good Morning America" ​​es la imagen de relajado en su silla de noticias, pero no después de que un ataque de pánico en el aire en 2004 lo obligara a enfrentar su creciente agotamiento y un problema recientemente desarrollado con drogas como el éxtasis y cocaína. "Me sobrecogió una explosión de miedo masiva e irresistible", escribió Harris recientemente sobre su ataque en un blog de ABC News. “Se sentía como si el mundo se estuviera acabando. Mi corazón latía con fuerza. Estaba jadeando por aire. Prácticamente había perdido la capacidad de hablar. Y todo ello se vio agravado por el conocimiento de que mi pánico se estaba transmitiendo en vivo por la televisión nacional ".

Después de un cambio de vida drástico y el descubrimiento de la meditación, Harris escribió el libro 10 por ciento más feliz, que profundiza en cómo la práctica puede tener un impacto significativo en su vida. Desde que descubrió la atención plena, Harris dice que puede manejar mucho mejor situaciones de alto estrés. "La meditación es una herramienta para domesticar la voz en tu cabeza. Tú conoces la voz de la que estoy hablando. Es lo que nos hace reflexionar constantemente sobre el pasado o proyectarnos hacia el futuro", escribió. "Para ser claros, la meditación no resolverá mágicamente todos tus problemas, pero la meditación a menudo es una kriptonita eficaz contra el tipo de inconsciencia épica que produjo mi ataque de pánico televisado".

Barbara Streisand

Cuando eres una de las potencias de Broadway más grandes del mundo, es fácil dejarse atrapar por la presión de actuar. Streisand no es una excepción y durante mucho tiempo ha hablado sobre su tendencia a experimentar un intenso miedo escénico y ansiedad antes de convertirse en el centro de atención. Ella le dijo a Oprah Winfrey en 2006 que incluso toma medicamentos para la ansiedad antes de subir al escenario.

John Steinbeck
Escribió algunas de las novelas más notables de su tiempo, incluyendo Las uvas de ira y este de Eden, pero durante su destacada vida, Steinbeck también se enfrentó a problemas de salud emocional. El autor padecía ansiedad y depresión maníaca y solicitó tratamiento a la psicóloga Gertrudis Brenner para tratar el trastorno.

Kim Basinger
La actriz ganadora del Oscar conocida por sus papeles en "L.A. Confidential" y "8 Mile" luchó contra la ansiedad a lo largo de su carrera y dependió de los medicamentos para ayudarla a controlar su trastorno de pánico. Ella le dijo a la revista People en 2013 que después de luchar contra la agorafobia, estaba lista para hacerse cargo de sus miedos y su salud emocional. "Ahora me despierto y disfruto de la vida", dijo. "No quería vivir de las drogas. Quería enfrentar todo lo que temía".

Khalil Greene
La presión para actuar no solo aumenta entre los artistas y los artistas intérpretes o ejecutantes, sino también en los campos deportivos. Como jugador de cuadro de los St. Louis Cardinals en 2009, Greene entró en la lista de lesionados después de que le diagnosticaran un trastorno de ansiedad social. "[El béisbol] es una fuente de mucha alegría, pero también es una fuente de mucha frustración, tristeza y miedo", dijo Greene a USA Today poco después de ser diagnosticado. "Es difícil de manejar, porque es algo que realmente disfruto hacer, pero a veces se ha convertido en una relación de amor-odio".

Cuando esa relación le provocó estrés crónico, Greene decidió dar un paso atrás. "El problema es cuando estás en una profesión de mucho estrés como esa, donde los desafíos son tan grandes que la ansiedad moderada a veces puede convertirse en un trastorno de ansiedad", dijo el psicólogo clínico Charles F. Brady a la MLB. Y Greene no es el único: otros jugadores de béisbol como Aubrey Huff, Dontrelle Willis y Joey Votto han admitido que padecen trastornos de ansiedad.

La peculiar estrella de "Spiderman" le dijo a la revista Vogue que solía sufrir severos ataques de pánico cuando era niña. "Estaba un poco inmovilizada por eso", explicó. "No quería ir a las casas de mis amigos o pasar el rato con nadie, y nadie realmente entendía". Stone tomó el control del trastorno yendo a terapia y descubriendo su lugar en el teatro, y aunque todavía experimenta ansiedad, sabe cómo manejarla mejor canalizando su energía hacia el trabajo y actividades divertidas.

Whoopi Goldberg
La divertida actriz y copresentadora de "The View" experimenta ansiedad a través de un miedo específico a volar. Según Everyday Health, Goldberg examinó varias opciones de tratamiento para su fobia y optó por la terapia de exposición, donde poco a poco abordó su miedo a través de un curso de avión patrocinado. Habló de su experiencia en "The View" después de completar el curso.

Abraham Lincoln
Elogiado como una de las figuras políticas más progresistas de todos los tiempos, Abraham Lincoln se ubica como uno de los líderes más conocidos de la historia. Sin embargo, junto con un país tumultuoso, Lincoln luchó con su salud mental, incluida la ansiedad y la depresión severas. En un ensayo de 2005 publicado en El Atlántico, el escritor Joshua Wolf Shenk explicó cómo la condición del presidente influyó en su liderazgo, argumentando que el hecho de que alguien sufra un trastorno de salud mental no significa que no esté en condiciones de tener un impacto:

Lincoln sufrió de lo que ahora llamamos depresión, como coinciden uniformemente los médicos modernos, utilizando los criterios de diagnóstico estándar. Pero este diagnóstico es solo el comienzo de una historia sobre cómo Lincoln luchó con demonios mentales y adónde lo llevó. El diagnóstico, al fin y al cabo, busca evaluar a un paciente en un momento determinado, con el objetivo del tratamiento. Pero la melancolía de Lincoln es parte de toda una historia de vida, explorarla puede ayudarnos a ver esa vida con más claridad y a discernir sus lecciones. En cierto sentido, lo que necesita "tratamiento" son nuestras propias ideas estrechas: de la depresión como una dolencia exclusivamente médica que debe ser, y será, aplastada, de la terapia como algo administrado solo por profesionales y medido solo por una reducción del dolor y finalmente, de las pruebas mentales como un defecto de carácter y una descalificación para el liderazgo.

Charles Schulz

Con citas como "La felicidad es un cachorro cálido" y personajes adorables como Snoopy y Charlie, la mente creativa de Schulz hizo sonreír a millones. Sin embargo, lo que la mayoría no sabía es que el creador de "Peanuts" también sufría de ansiedad. "Tengo esta terrible sensación de muerte inminente", dijo Schulz en una entrevista de 60 Minutes. "Me despierto con una atmósfera similar a un funeral".

A pesar de su condición, la segunda esposa de Schulz, Jean, dijo que todavía tenía ganas de vivir. "Parte de lo que desconcierta a la gente sobre [Schulz] fue que habló sobre la sensación física real que tenía por estar ansioso, la 'sensación de pavor' cuando se levantaba por la mañana", dijo a The New York Times. "Pero tenía una aceptación budista de la vida y sus altibajos. Funcionaba perfectamente bien".

Corrección: Una versión anterior de esta historia combinaba los trastornos compulsivos del aseo de morderse las uñas y arrancarse el cabello.


8 asesinatos más famosos de la historia

El viernes (22 de noviembre) marca el 50 aniversario del asesinato de John F. Kennedy. Esa muerte asombró al mundo y provocó un torrente de dolor público sin precedentes en la historia moderna de los Estados Unidos.

Algunos incluso dicen que el asesinato del presidente número 35 alteró el curso de la historia y que Estados Unidos no se habría visto envuelto en la guerra de Vietnam si hubiera vivido.

Pero JFK no es el único líder que ha muerto a manos de otro. Se une a una larga lista de líderes que fueron asesinados por motivos políticos. Desde el apuñalamiento de Julio César hasta el fusilamiento de Mahatma Gandhi, aquí están ocho de los asesinatos más famosos de la historia. [¿Qué líderes estadounidenses han sido asesinados?]

1. Tragedia romana

¿Et tu Brute? A pesar de haber vivido hace más de 2.000 años, Julio César sigue siendo uno de los líderes más famosos que ha tenido un final brutal. El "dictador a perpetuidad" del Imperio Romano murió en los Idus de marzo del 44 a. C. Los senadores Brutus y Cassius encabezaron una banda de senadores llamados Libertadores y mataron al líder a puñaladas fuera del Teatro de Pompeyo. ¿Su motivo? Temían que César planeara acabar con el Senado y crear una dictadura. Por supuesto, una vez que sacaron a César del camino, ellos mismos establecieron un gobierno tiránico.

2. Honest Abe

Abraham Lincoln, aclamado por muchos historiadores como el presidente más grande de Estados Unidos, estaba en un punto álgido en 1865 cuando fue asesinado. Había terminado con la esclavitud, había preservado la Unión durante la Guerra Civil y se estaba embarcando en el largo camino hacia la reconstrucción. El presidente asistía a una obra de teatro en el Ford's Theatre en Washington, DC, cuando el actor John Wilkes Booth se deslizó en la cabina del presidente y le disparó en la cabeza el Viernes Santo, 14 de abril de 1865. Booth saltó al escenario empuñando un cuchillo y dijo , "Sic semper tyrannis", o "así siempre a los tiranos", una famosa frase atribuida a Bruto en el asesinato de César. [Reventado: 6 mitos de la guerra civil]

3. Líder noviolento

Mohandas K. o "Mahatma" Gandhi lideró el exitoso intento de la India por la independencia de Gran Bretaña desde la década de 1920 hasta la de 1940. En lugar de confiar en una revolución, Gandhi utilizó la no violencia para lograr esta hazaña. Pero el 30 de enero de 1948, Nathuram Godse, un nacionalista hindú que se oponía al enfoque no violento de Gandhi y al favoritismo percibido hacia los musulmanes, disparó tres tiros contra el líder en Birla House en Nueva Delhi y lo mató. Millones de personas acudieron a honrar al líder en su procesión fúnebre.

4. Gigante de los derechos civiles

Martin Luther King Jr. fue la superestrella del movimiento de derechos civiles y, al igual que Gandhi, se basó en la no violencia y la desobediencia civil para impulsar la desegregación, el derecho al voto y otros derechos civiles para los afroamericanos. A pesar del firme compromiso de King con la no violencia, sus oponentes, en su mayoría blancos del sur que se oponen a la eliminación de la segregación y el derecho al voto de los afroamericanos, no fueron tan comedidos. Los supremacistas blancos orquestaron bombardeos, palizas y asesinatos para mantener el status quo, y King finalmente se convirtió en una de las víctimas. Le dispararon el 4 de abril de 1968, mientras estaba de pie en el balcón del Lorraine Motel en Memphis, Tennessee. Las autoridades condenaron a James Earl Ray, un delincuente racista de poca monta, por el asesinato, pero durante décadas han corrido rumores de que Ray era parte de un complot del gobierno para matar a King.

5. Familia desafortunada

La familia Kennedy ha sido perseguida por la tragedia durante muchas generaciones. El 22 de noviembre de 1963, un francotirador disparó y mató a John F. Kennedy mientras viajaba con una caravana en Dealey Plaza en Dallas, Texas. La Comisión Warren concluyó que Lee Harvey Oswald, un ex infante de marina que había desertado a la Unión Soviética pero regresó a los Estados Unidos, actuó solo y disparó desde el sexto piso de un depósito de libros cercano. Muchos creen que la historia oficial está equivocada y 50 años después, las teorías de la conspiración continúan circulando. [Por qué las teorías de la conspiración de JFK no morirán]

Cinco años después, el 5 de junio de 1968, el hermano menor de JFK, Robert F. Kennedy, fue asesinado mientras hacía campaña por la presidencia. Acababa de ganar las primarias presidenciales de California y salía del salón de baile del Hotel Ambassador en Los Ángeles, cuando Sirhan Sirhan, un cristiano palestino, abrió fuego y mató al candidato presidencial por su apoyo a Israel.

6. Icono de música

Aunque la mayoría de los asesinatos son políticos, algunos asesinatos parecen tener poca razón política. John Lennon, uno de los músicos más famosos del mundo y ex miembro de los Beatles, entraba a su casa en The Dakota en la ciudad de Nueva York cuando Mark David Chapman lo mató a tiros el 8 de diciembre de 1980. En su juicio, Chapman inicialmente planeó alegar locura, pero luego cambió su declaración de culpabilidad, diciendo que era la voluntad de Dios.

7. Joven duque

El archiduque Franz Ferdinand, heredero del trono del Imperio Austro-Húngaro, no era exactamente una personalidad muy querida y fue descrito por los historiadores como sospechoso, histérico e impopular. Aún así, logró una hazaña asombrosa: su muerte, sin darse cuenta, lanzó la Primera Guerra Mundial. El duque recibió un disparo el 28 de junio de 1914 en Sarajevo, Bosnia, por Gavrilo Princip, miembro del movimiento independentista yugoslavo conocido como Young Bosnia y asesino de The Black Hand, una sociedad secreta formada por miembros del ejército serbio. Austria-Hungría creía que el ejército serbio estaba involucrado en el complot y emitió un ultimátum, luego invadió Serbia cuando se rechazó parte del ultimátum. Luego, una maraña de alianzas políticas arrastró a todas las principales potencias mundiales a la guerra, lo que provocó millones de muertes.

8. Poder negro

Malcolm X fue una de las figuras políticas más vigorizantes de las décadas de 1950 y 1960. Creció como huérfano y pasó un tiempo en prisión, donde se convirtió en miembro de la Nación del Islam. Pronto comenzó a promover sus ideas. A diferencia del Dr. King, Malcolm X rechazó la no violencia como estrategia y abogó por el separatismo negro, diciendo que los afroamericanos no podían tener éxito en una sociedad racista dominada por blancos. Pero cuando Malcolm X se peleó con el liderazgo de la Nación del Islam, se convirtió en un hombre marcado. Tres miembros de la Nación del Islam dispararon y mataron al líder el 21 de febrero de 1965, mientras pronunciaba un discurso en el Audubon Ballroom en la ciudad de Nueva York.


5. Dirk Diggler

De acuerdo, no es una persona real, pero infame no obstante. En 1997, se estrenó una película en Estados Unidos que causó un poco de vergüenza incómoda a algunas personas. Se trataba de un personaje ficticio llamado Dirk Diggler, y estaba ambientado a finales de la década de 1970 y principios de la de 1980. El joven Dirk era un lavaplatos de discotecas que decidió entrar en la lucrativa (en ese momento) industria del porno. Disfruta de un gran éxito en su nueva carrera, en parte debido a su enorme paquete, al que se hace referencia a lo largo de toda la película pero que solo se muestra en la última escena. Básicamente, te hace esperar, pero ciertamente vale la pena.

Mark Wahlberg, quien interpretó a Dirk Diggler, pudo elegir su pene protésico, ¡y todavía lo tiene hasta el día de hoy!


5. María Antonieta (1755-1793)

María Antonieta nació como archiduquesa austríaca en 1755. A los 14 años se casó con el heredero del trono francés, Luis Augusto, que se convertiría en el rey Luis XVI y el último rey de Francia, y María Antonieta sería la última reina.

Al comienzo de su reinado como reina de FranciaMaría Antonieta fue muy apreciada por los ciudadanos de Francia, sin embargo, cuando se ganó la reputación de símbolo del generoso gasto de la monarquía, la opinión de ella y de la institución centenaria de la monarquía se desplomó.

Se informa que María Antonieta dijo "déjelos comer pastel" al enterarse de que la población no tenía acceso al pan al comienzo de la Revolución Francesa, aunque no hay pruebas de ello.

El declive en la opinión de María Antonieta y su esposo, el rey Luis XVI, fue un factor que contribuyó a la Revolución Francesa.


5 grandes personas que plagiaron

Tendemos a pensar en el plagio como el último refugio para los perezosos, los tramposos y los incompetentes. Nos gusta pensar en los plagiarios como personas cuya falta de carácter supera su falta de talento.

Sin embargo, la historia nos ha demostrado que no siempre es así. Mientras que a algunos plagiarios, como Jayson Blair y Jonah Lehrer, sus carreras se estrellan contra las rocas por su comportamiento poco ético, otros consideran el plagio como una mera nota al pie de página como parte de una larga y gran carrera.

Por qué esto no siempre está claro. A veces tiene que ver con la época en la que también se ubica el plagio, los hechos específicos en torno al caso o simplemente el simple hecho de que no era una parte importante de sus vidas.

En resumen, las personas exhiben un juicio pobre, incluso excelente, y a veces ese error es plagio. Eso no debería disminuir sus logros.

En ese sentido, aquí hay cinco ejemplos de personas que, con cierta validez, han sido acusadas de plagio, pero no han contaminado significativamente sus carreras, nombres o reputaciones, generalmente porque el alcance de sus acompañamientos excede con creces las acusaciones mismas.

1. Martin Luther King Jr.

La grandeza del Dr. Martin Luther King no necesita explicación ni presentación.

En los años 50 y 60, su liderazgo en el movimiento de derechos civiles no solo le valió a King el Premio Nobel de la Paz, sino que también ayudó a lograr un cambio radical en los Estados Unidos. Su icónico discurso & # 8220Tengo un sueño & # 8221 todavía se recuerda como uno de los discursos más poderosos e importantes de la historia de Estados Unidos.

Su huella en la historia de Estados Unidos es profunda y continúa inspirando a otros hoy a luchar contra la injusticia y promover la igualdad para todos.

El plagio

El enfrentamiento más destacado de King con el plagio tuvo lugar en 1955. En apoyo de su doctorado en la Universidad de Boston, King entregó una disertación titulada & # 8220 Una comparación de las concepciones de Dios en el pensamiento de Paul Tillich y Henry Nelson Wieman . & # 8221 Pudo defender con éxito su disertación y pasó a recibir su título.

Sin embargo, después de que su esposa donara los artículos de King al Proyecto King Papers de la Universidad de Stanford, el grupo que organizó los artículos se enteró de que partes de sus escritos anteriores, incluida su tesis doctoral, fueron tomadas de otros autores. Ralph Lurker, un historiador que trabajó en el proyecto, dijo que, a medida que King continuaba con su carrera académica, los problemas de atribución se hicieron más & # 8220 profundamente arraigados & # 8221 y eran una & # 8220 práctica establecida & # 8221 cuando escribió su tesis.

También se han formulado acusaciones en algunos de sus trabajos posteriores, incluido su discurso & # 8220Tengo un sueño & # 8221 & # 8221, que supuestamente fue robado a otro pastor, Archibald Carey. Sin embargo, las similitudes entre las dos obras son muy limitadas y se explican por ambos discursos extraídos de una obra anterior, a saber, el himno de Samuel Francis Smith & # 8220America & # 8221.

Sin embargo, al final, la Universidad de Boston investigó las acusaciones de plagio y, en 1991, descubrió que la disertación de King contenía plagio. Sin embargo, aunque la escuela agregó una nota a la disertación, se negó a revocar su título diciendo que la disertación, a pesar de sus deficiencias, todavía contribuía al campo.

Las acusaciones de plagio solo se produjeron unas décadas después de su muerte. Para entonces, ya era (legítimamente) un héroe nacional. Si bien las acusaciones de plagio se han convertido en una nota a pie de página, no han cambiado drásticamente las opiniones que la gente tiene sobre King o su legado.

Esto tiene sentido porque los logros de King estaban fuera del ámbito académico. Como dijo Lurker en su artículo, si King hubiera elegido una carrera diferente, su plagio podría haber planteado un problema mucho mayor. Pero como líder de derechos civiles, el plagio de King es una nota al pie no deseada eclipsada por mayores acompañamientos.

2. Jane Goodall

Jane Goodall es una de las pocas científicas que el público en general puede nombrar fácilmente. Mejor conocida por su trabajo de toda la vida estudiando chimpancés en Tanzania, no solo es conocida como una de las principales expertas en chimpancés, sino también por sus esfuerzos en la conservación y los derechos de los animales.

Autor de numerosos libros, artículos y otros trabajos, Goodall ha pasado más de 50 años ayudando a los humanos a comprender mejor a los chimpancés y lo similares que son a nosotros. She has also been the public face of the movement, routinely appearing on television shows and in other media to get her message out.

The Plagiarism

Where King’s plagiarism took place before his career began, Goodall’s plagiarism allegations come at the most recent parts of her extremely long career.

In early 2013 Goodall was preparing to release a new book entitled “Seeds of Hope”. However, when review copies were sent out to various papers, Steven Levingston at the Washington Post noticed that the book contained several passages used without attribution.

To make matters worse, the passages came from sources that were less-than-desirable including Wikipedia, astrology sites and so forth.

The Daily Beast followed up and said it found proof that even more passages were lifted, creating further concern about the release of the book.

Many, including myself, feel that the book shouldn’t have been published. Not only the plagiarism issues, but the quality of sources call into question the work.

However, Goodall herself has always been somewhat divisive among scientists. Though well-regarded as a public figure, her approach to science, which included naming chimpanzees rather than number them, has always been controversial.

Considering that this is the first instance of plagiarism in an otherwise long and ethically spotless career, it makes sense that this incident would not destroy her reputation single-handedly. Though a half century of prominent research doesn’t buy one the right to plagiarize, it does buy additional forgiveness, especially for a problem that was caught early.

It also helps that the plagiarism is not in her core field. Seeds of Hope is a departure for Goodall, discussing plant life rather than primates. While relevant to her message of environmentalism and conservation, it has little to do with her work as a researcher.

3. Johnny Cash

One of the biggest names in music history, Johnny Cash is primarily thought of as a country musician but has actually been inducted into the Country Music, Rock and Roll and Gospel Music Halls of fame.

Cash’s many hits include songs such as I Walk the Line, Anillo de Fuego, A Boy Named Sue y Jackson, a duet with his wife June Carter Cash.

Known as much for his black attire as his music, “The Man in Black” enjoyed a career spanning nearly five decades that earned him countless awards and his music continues to influence multiple genres of music to this day.

The Plagiarism

In 1955 Johnny Cash recorded the song “Folsom Prison Blues”, the tale of a convicted murder being tortured by the sound of a passing train while stuck in prison. It was released that year and rereleased again in 1968 after he performed the song at Folsom Prison.

However, Cash had lifted the melody and much of the lyrics from a 1953 song “Crescent City Blues” by Gordon Jenkins, about a narrator hoping to get out of a small midwest town. Though Cash had changed the song fairly drastically, turning it into a piece about regret and imprisonment, the similarities were still more than glaring.

The plagiarism resulted in a lawsuit, which was quickly settled with Cash paying $75,000 to put the issue to rest. That amount is worth about $660,000 today.

The lawsuit and allegations didn’t seem to impact Cash’s career at all. He went on to release countless other hits, have his own TV show and find success nearly everywhere he went.

The incident seems to be an isolated (and expensive) one from Cash’s career and it seems both the music industry and the public have forgiven/forgotten. This is compounded by the fact that musical plagiarism seems to be extremely common. After all, the Beach Boys, George Harrison and most recently Sam Smith were all involved in plagiarism disputes.

Of course, Led Zeppelin is probably the most famous serial musical plagiarist and their name hasn’t suffered much as a result either.

It seems that, while copyright lawsuits are expensive, music plagiarism rarely kills careers.

4. Helen Keller

Born in 1880, at 19 months old, Helen Keller became blind and deaf due to an illness. After being educated by Anne Sullivan, a story immortalized in the play and film El hacedor de milagros, Keller went on to be the first deaf-blind person to earn a bachelor or arts and went on to be a prolific author, public speaker and political activist.

Today, Keller is best known from The Miracle Worker and from her autobiography, The Story of My Life. In 1961 she was awarded the Presidential Medal of Freedom, one of the United States’ highest civilian honors and in 1965 she was elected to the National Women’s Hall of Fame.

The Plagiarism

At age 11, Keller was already a celebrity. She penned a short story entitled The Frost King that was, picked up by The Goodson Gazette, a journal about deaf-blind education. However, after its publication, it was noticed that the story bore a strong resemblance to another short story entitled Frost Fairies by Margaret Canby.

Initially, the blame was put on the people around Keller on the theory that she was being exploited. Keller though, repeatedly stated that she had never been exposed to Frost Fairies, did not own a copy of it and she had no recollection of the story.

According to Sullivan, her investigation into the matter found that a copy of the story was in the house that Keller stayed at while Sullivan was on vacation and it was read to her there. Keller claims to have forgotten being read the story though she retained much of the plot.

Las secuelas

Keller’s plagiarism tale is a pretty unusual one.

Her career had not started when the incident took place. At just 11 years old, she was still a child, even if she was already a celebrity, and blame never really fell on her. Instead, it was Sullivan and others around Keller who were accused of the misdeed.

Still, the incident had no lasting effect on her career and is more of a bizarre footnote than anything. This is further driven home by the seemingly-credible allegations of cryptomnesia and this case becomes more a “strange incident” than an ethical misstep.

No other significant allegations of plagiarism were made against Keller for the rest of her career.

5. T.S. Eliot

Thomas Sterns Eliot, better known as T.S. Eliot was world-renowned poet and and playwright famous for writing the poem The Love Song of J. Alfred Prufrock, The Hollow Men and various plays, including Murder in the Cathedral.

Still, it was far and away his poetry that earned him his accolades, including as Nobel Prize in literature, which he received in 1948. He remains one of the best-known and most-studied poets in the English language.

The Plagiarism

In 1922 Eliot published the popular poem The Waste Land. Decades later it was discovered that the poem was largely a hodgepodge of text from lesser-known poets, one of them named Madison Casein and his poem entitled Waste Land.

Well before the publication of The Waste Land, Eliot had already made no secret about his appropriation. In 1920 he published an essay that famously said, “Immature poets imitate, mature poets steal bad poets deface what they take, and good poets make it into something better, or at least something different.”

Las secuelas

Evidence of Eliot’s plagiarism did come up during his life. However, most of the times the evidence was dismissed as either being an allusion or an homage to the previous work. Eliot was the picture of success for his entire life.

But since his death, his reputation has taken a bit more of a toll with critics repeatedly attacking his unoriginality.

While Eliot is still widely regarded as an important poet and a key name to study, the beating his image has taken may keep him off a list like this one in 10 to 20 years from now, just because he may be as well known for his unoriginality as his poetry.

Still, the fact remains that, in his life, Eliot was never seriously hurt by the allegations and he remains one of the few poets that are widely known by the general public.

Línea de fondo

Human beings tend to be very complicated creatures. We all do things that we aren’t proud of, we all have things we wish we could take back and we’ve all made stupid decisions.

While it’s tempting to paint plagiarists with a broad brush, judging anyone by their bad deeds or greatest mistakes alone is unfair. If we believe that many serious criminals can turn their lives around and do good that outweighs their mistakes, then plagiarists can too.

To be clear, plagiarism is still a significant misstep. It is a lie and it deprives original creators the rewards for their work. No industry or culture that values originality can afford to take plagiarism lightly.

However, we shouldn’t take it so heavily that we never give a plagiarist, especially a first offense plagiarist, a chance redeem themselves and better the world.

Doing that not only creates a culture of fear around plagiarism, but it deprives the rest of society the potential great works and deeds that a former plagiarist creates.

In the end though, what’s unfair about these stories is not that several plagiarists were able to have great careers and achieve amazing things, but that others in the exact same position with similar misdeeds were not.

Right now, there is little to no consistency as to how the ethics of plagiarism are enforced and that creates double and triple standards that keep many serious plagiarists working, while shoving others out of their fields.

But as we move forward with fixing this unbalance in the system, we need to remember that not every plagiarist is a bad person with nothing to contribute to society. Even as we work to minimize plagiarism, we should work to maximize contribution to society.

Think how much would have been lost if the work of those above had been lost to us forever due to plagiarism? Would the world be a richer place? Es casi seguro que no. So let’s not shut out the next great scholar, activist or author just because of a single misstep.


The Most Famous Bearded Men Ever

Men are known by their actions. History only remembers those who are worthy of remembrance. The history of the world will never forget some people and, fortunately, a few of them have a beard too. We should remember them for their deeds. Since we are writing about beards, we will remember them for the beards too. Let’s check who are the toppers in our list.

# 1. Sófocles

Sophocles is one of the most celebrated ancient Greek playwrights. He is well known for the contribution to literature. He wrote more than 120 plays but only a few are available. This historical character also had a full-bearded look. Though there is no picture of him, the statues can prove his beardedness.

#2. Karl Marx

Karl Marx! This man was an allrounder. He was an economist, political theorist, philosopher, historian, socialist and so on. Most importantly, he was a bearded man. If you are searching for inspiration, Karl Marx is here to inspire you to achieve everything in life with a full beard.

#3. Charles Darwin

Charles Robert Darwin was one of the most revolutionary scientists of his time. He successfully established that all species have descended from common ancestors with the passage of time. Though his theory is still controversial, he has a great fan base around the world for his theory of evolution. This famous scientist also used to have a full beard.

#4. Leonardo da Vinci

He is mostly uttered with the name Monalisa. Leonardo da Vinci was another allrounder who could do everything with equal expertise. He was a painter, scientist, architect, writer, historian and what not. Leonardo da Vinci also had a long and smooth beard.

#5. Charlie Chaplin

Charles Spencer Chaplin was one of the most extraordinary actors and directors of all time. This man had the ability to make you cry with a laughter. He was actually an English comic actor. He became famous for his identical character ‘the Tramp.” This character wore a unique mustache right under the nose. He has become more popular for this unique style.

#6. Salvador Dalí

Salvador Dali was a surrealist hailing from Spain. He was a true artist who could go beyond his time. Dali painted some striking and peculiar images for which he gained huge popularity. Salvador Dali is equally known for his mustache. He used to have a well-groomed and waxed mustache that grew long at the edge.

#7. Hans Langseth

This man was crowned with the record for the owner of the world’s longest beard. He was a Norwegian-American and known for the extra length of his beard. Other men are famous for their works but Hans Nilson Langseth is famous for his beard.

#8. Abraham Lincoln

This list will be incomplete without the inclusion of the great Abraham Lincoln. He was the first president to wear a beard in the history of America. Lincoln’s beard has a name and is known as the chinstrap beard. This man represented the White House, became so popular, and lifted his beard style as a top one. Since then, chinstrap has become a brand of the beards.

#9. Santa Claus

It’s a debatable issue whether Santa Claus is real or not. But, he has been a legendary character in Western Christian culture. So, there is no way to deny the existence of Santa Clause. One of the most known traits of Santa Clause is he has a full beard. Without a long and white beard, the image of Santa Clause is not acceptable. This is a historical bearded character.

#10. Harnaam Kaur

Enough with the old history, let’s move to the present. Though this was supposed to be a list of men, we could not resist enlisting this woman. Her name is Harnaam Kaur. She is a body positive activist, motivational speaker, anti-bullying activist living in the UK. Due to hormonal imbalance, she can grow a full and long beard. At the beginning she wanted to shave it off but, now, she let it grow. She will surely be a part of history in the future.


1 Bernard Cornfeld[Born: 1927 Died: 1995]

Bernard Cornfeld was a prominent businessman and international financier who sold investments in US mutual funds . He was born in Turkey. When he moved to the US, he first worked as a social worker but became a mutual fund salesman in the 1950s. Although he suffered from a stammer , he had a natural gift for selling and when a schoolfriend&rsquos father died, the two of them used the $3,000 insurance money to purchase and run an age and weight guessing stand at the Coney Island funfair.

In the 1960s, Cornfeld formed his own mutual fund selling company, Investors Overseas Services (IOS), which he incorporated outside the US with funds in Canada and headquarters in Geneva, Switzerland. Although the headquarters were offcially in Geneva, the main operational offices of IOS were in Ferney-Voltaire, France, a short drive from the Swiss border to Geneva&mdashthis was simply a means of avoiding the problems of obtaining Swiss work-permits for the many employees. During the next ten years, IOS raised in excess of $2.5 billion, bringing Cornfeld a personal fortune of more than $100 million. Cornfeld himself became known for conspicuous consumption with lavish parties. Socially, he was generous and jovial.

A group of 300 IOS employees complained to the Swiss authorities that Cornfeld and his co-founders pocketed part of the proceeds of a share issue raised among employees in 1969. Consequently he was charged with fraud in 1973 by the Swiss authorities. When Cornfeld visited Geneva, Swiss authorities arrested him. He served 11 months in a Swiss jail before being freed on a bail surety of $600,000. He returned to Beverly Hills, living less ostentatiously than in his previous years. He developed an obsession for health foods and vitamins, renounced red meat and seldom drank alcohol. He suffered a stroke and died of a cerebral aneurysm on 27th February 1995 in London, England.


Ver el vídeo: #Showmatch30Años recordó a los que ya no están con un emotivo clip