Este día en la historia: 28/02/1953 - Descubierta la estructura del ADN

Este día en la historia: 28/02/1953 - Descubierta la estructura del ADN

El 28 de febrero ocurrieron muchos hechos históricos. Estos eventos son resumidos por Russell Mitchell en este videoclip de "Este día en la historia". El descubrimiento del ADN por James Watson y Frances Crick es uno de los principales para la comunidad científica. No solo se descubrió ADN ese día, sino que el Partido Republicano se fundó en Wisconsin. El conocido álbum Thriller de Michael Jackson también ganó ocho premios Emmy.


¿Qué es la doble hélice del ADN?

Los científicos utilizan el término "doble hélice" para describir la estructura química sinuosa de dos hebras del ADN. Esta forma, que se parece mucho a una escalera retorcida, le da al ADN el poder de transmitir instrucciones biológicas con gran precisión.

Para comprender la doble hélice del ADN desde un punto de vista químico, imagine los lados de la escalera como hebras de grupos de azúcar y fosfato alternados, hebras que corren en direcciones opuestas. Cada "peldaño" de la escalera está formado por dos bases de nitrógeno, emparejadas por enlaces de hidrógeno. Debido a la naturaleza altamente específica de este tipo de emparejamiento químico, la base A siempre se empareja con la base T, e igualmente C con G. Entonces, si conoce la secuencia de las bases en una hebra de una doble hélice de ADN, es un simple materia para averiguar la secuencia de bases en la otra hebra.

La estructura única del ADN permite que la molécula se copie a sí misma durante la división celular. Cuando una célula se prepara para dividirse, la hélice de ADN se divide por la mitad y se convierte en dos hebras simples. Estas hebras simples sirven como plantillas para construir dos nuevas moléculas de ADN de doble hebra, cada una de las cuales es una réplica de la molécula de ADN original. En este proceso, se agrega una base A donde hay una T, una C donde hay una G, y así sucesivamente hasta que todas las bases vuelvan a tener socios.

Además, cuando se producen proteínas, la doble hélice se desenrolla para permitir que una sola hebra de ADN sirva como molde. Esta hebra molde luego se transcribe en ARNm, que es una molécula que transmite instrucciones vitales a la maquinaria de producción de proteínas de la célula.

Los científicos utilizan el término "doble hélice" para describir la estructura química sinuosa de dos hebras del ADN. Esta forma, que se parece mucho a una escalera retorcida, le da al ADN el poder de transmitir instrucciones biológicas con gran precisión.

Para comprender la doble hélice del ADN desde un punto de vista químico, imagine los lados de la escalera como hebras de grupos de azúcar y fosfato alternados, hebras que corren en direcciones opuestas. Cada "peldaño" de la escalera está formado por dos bases de nitrógeno, emparejadas por enlaces de hidrógeno. Debido a la naturaleza altamente específica de este tipo de emparejamiento químico, la base A siempre se empareja con la base T e igualmente C con G. Entonces, si conoce la secuencia de las bases en una hebra de una doble hélice de ADN, es un simple materia para averiguar la secuencia de bases en la otra hebra.

La estructura única del ADN permite que la molécula se copie a sí misma durante la división celular. Cuando una célula se prepara para dividirse, la hélice de ADN se divide por la mitad y se convierte en dos hebras simples. Estas hebras simples sirven como plantillas para construir dos nuevas moléculas de ADN de doble hebra, cada una de las cuales es una réplica de la molécula de ADN original. En este proceso, se agrega una base A donde hay una T, una C donde hay una G, y así sucesivamente hasta que todas las bases vuelvan a tener socios.

Además, cuando se producen proteínas, la doble hélice se desenrolla para permitir que una sola hebra de ADN sirva como molde. Esta hebra molde luego se transcribe en ARNm, que es una molécula que transmite instrucciones vitales a la maquinaria de producción de proteínas de la célula.


Friedrich Miescher y el descubrimiento del ADN

En los últimos 60 años, el ADN ha pasado de ser una molécula oscura con presuntas funciones accesorias o estructurales dentro del núcleo al icono de la biociencia moderna. La historia del ADN a menudo parece comenzar en 1944 cuando Avery, MacLeod y McCarty demostraron que el ADN es el material hereditario. Diez años después de sus experimentos, Watson y Crick descifraron su estructura y se descifró otra década más sobre el código genético. Sin embargo, la historia del ADN ya comenzó en 1869, con el joven médico suizo Friedrich Miescher. Después de haber completado su educación como médico, Miescher se mudó a Tubinga para trabajar en el laboratorio del bioquímico Hoppe-Seyler, con el objetivo de dilucidar los componentes básicos de la vida. Al elegir leucocitos como su material de origen, primero investigó las proteínas en estas células. Sin embargo, durante estos experimentos, notó una sustancia con propiedades inesperadas que no coincidían con las de las proteínas. Miescher había obtenido la primera purificación cruda de ADN. Además, examinó las propiedades y la composición de esta sustancia enigmática y demostró que se diferenciaba fundamentalmente de las proteínas. Debido a su presencia en los núcleos de las células, denominó a la nueva sustancia "nucleína", un término que aún se conserva en el nombre actual de ácido desoxirribonucleico.


Este día en la historia: 28/02/1953 - Descubierta la estructura del ADN - HISTORIA

En un artículo publicado hoy en la revista Nature, James D Watson y Francis Crick describen la estructura de una sustancia química llamada ácido desoxirribonucleico o ADN.

El ADN es el material que forma los genes que transmiten características hereditarias de un padre a otro.

En resumen, consiste en una doble hélice de dos hebras enrolladas entre sí. Las hebras están formadas por elementos complementarios que encajan entre sí y cuando se desenrollan pueden producir dos copias del original.

Esta propiedad especial para la autorreplicación precisa permite que el ADN duplique los genes de un organismo durante las divisiones nucleares para el crecimiento y la producción de células germinales para la próxima generación.

Comenzaron su artículo con la afirmación modesta: "Deseamos sugerir una estructura para la sal del ácido nucleico desoxirribosa (ADN). Esta estructura tiene características novedosas que son de considerable interés biológico".

El 28 de febrero, Crick entró en un pub de Cambridge con Watson para celebrar el hecho de que habían desentrañado la estructura del ADN, diciendo: "¡Hemos descubierto el secreto de la vida!"

El trascendental descubrimiento fue la culminación de la investigación de los científicos del Consejo de Investigación Médica Maurice Wilkins y Rosalind Franklin en Londres, quienes produjeron fotografías de difracción de rayos X y otras pruebas.

El descubrimiento abrió algunas tecnologías poderosas y controvertidas disponibles en la actualidad, incluida la ingeniería genética, la investigación de células madre y la toma de huellas dactilares de ADN.

Su modelo gigante de una sección de ADN, construido a partir de pinzas de laboratorio y piezas de metal, se encuentra ahora en el Museo de Ciencias de Londres.

El Dr. Watson dio un relato popular del descubrimiento en The Double Helix publicado en 1968.

También ayudó a lanzar el Proyecto Genoma Humano, que ha buscado comprender el significado del "código de vida" contenido en la molécula larga que se asemeja a una escalera retorcida.

Rosalind Franklin murió de cáncer en abril de 1958, a la edad de 37 años y, como tal, nunca recibió un Premio Nobel por su trabajo crucial en el descubrimiento del ADN.

Francis Crick murió en julio de 2004, a los 88 años, y Maurice Wilkins murió en octubre de 2004, también a los 88 años.


Reciba nuestro boletín diario LUNCHTIME GENIUS

¿Quieres sentirte un poco más inteligente mientras te pones un bocadillo? Nuestro boletín diario llega justo a tiempo para el almuerzo y ofrece las noticias científicas más importantes del día, nuestras últimas funciones, preguntas y respuestas increíbles y entrevistas interesantes. ADEMÁS, una mini-revista gratuita para descargar y conservar.

¡Gracias! Esté atento a su boletín de Lunchtime Genius en su bandeja de entrada pronto.

¿Ya tienes una cuenta con nosotros? Inicie sesión para administrar sus preferencias de boletín

Al ingresar sus datos, acepta los términos y condiciones y la política de privacidad de la revista BBC Science Focus. Puede darse de baja en cualquier momento.

1937 - Florence Bell llega al laboratorio de William Astbury y toma las primeras imágenes de rayos X del ADN. Astbury intenta una estructura el año siguiente.

1944 - Oswald Avery, Colin MacLeod y Maclyn McCarty demuestran que el ADN es el material que controla la herencia.

1952 - Rosalind Franklin toma "Foto 51", una imagen muy detallada de la "B" o forma hidratada de ADN. Más tarde, James Watson ve la foto sin su conocimiento.

Leer más sobre el descubrimiento del ADN:

1953 - James Watson y Francis Crick proponen un modelo para la estructura de la molécula de ADN.

Publican la estructura en la revista científica Naturaleza y sugieren que la estructura indica la función del ADN.

1972 - El ADN de dos organismos diferentes es empalmado por primera vez por Paul Berg, allanando el camino para la modificación genética y los alimentos transgénicos.

1996 – Nace la oveja Dolly. Dolly es el primer mamífero clonado a partir de una célula no embrionaria. Su ADN es idéntico al de la oveja de la que fue clonada.


Rosalind Franklin desarrolló su interés por las ciencias en la escuela y, a los 15 años, decidió convertirse en química. Tuvo que superar la oposición de su padre, quien no quería que ella asistiera a la universidad o se convirtiera en científica, prefería que se dedicara al trabajo social. Obtuvo su Ph.D. en química en 1945 en Cambridge.

Después de graduarse, Rosalind Franklin se quedó y trabajó durante un tiempo en Cambridge y luego tomó un trabajo en la industria del carbón, aplicando sus conocimientos y habilidades a la estructura del carbón. De ese puesto se trasladó a París, donde trabajó con Jacques Mering y desarrolló técnicas de cristalografía de rayos X, una técnica de vanguardia para explorar la estructura de los átomos en las moléculas.


Historia del ADN

Gregor Medel, conocido como el & quot; padre de la genética moderna & quot; fue el responsable de descubrir los principios básicos de la herencia, a través del uso de su jardín del monasterio, a través de su famoso experimento de guisantes descubrió que los genes vienen en pares y se heredan en unidades distintivas.

Friedrich Miescher

Friedrich Miescher fue la primera persona en trabajar con el ADN. En 1869 encontró ADN cuando trabajaba con leucocitos, mientras investigaba las células proteicas encontró propiedades inesperadas que no coincidían con las de las proteínas. Originalmente llamó al ADN "nucleína". En este momento, había poca o ninguna investigación sobre el ADN.

Fredrick Griffith

Fredrick Griffith en 1928 realizó un experimento que demuestra que las bacterias son capaces de transferir información genética a esto se le llama transformación. En el experimento usó ratones, cepa no virulenta / áspera y cepa virulenta / suave para ver en qué condición morirían los ratones si se les inyectaran las cepas. En este momento, la investigación del ADN dependía de las radiografías de H. Muller que muestran inducir mutaciones de una manera dependiente de la dosis.

Oswald Avery

Oswald Avery estuvo en el campo de la inmunoquímica, fue el primer biólogo molecular y pionero en este campo. Es más conocido por su experimento que aisló el ADN como el material del que están hechos los genes y los cromosomas. Avery descubrió que la transformación de las bacterias se debía al ADN, cuando los científicos pensaban anteriormente que los rasgos eran transportados por proteínas.

Barbara McClintock

McClintock descubrió la transposición y utilizó esta información para demostrar que los genes son los responsables de activar y desactivar las características físicas. Trabajó en el desarrollo de teorías para mostrar la supresión y expresión de información genética de una generación de plantas de maíz a la siguiente.

Erwin Chargaff

Erwin Chargaff en 1950 descubrió dos reglas para demostrar que el ADN tenía una estructura de doble hélice. La primera regla es que el ADN tiene el mismo porcentaje de adenina que timina y el mismo porcentaje de guanina que citosina. La segunda regla es que la adenina y la timina siempre están emparejadas y no se pueden cruzar, lo mismo con la guanina y la citosina. En ese momento, la investigación del ADN estaba en un punto en el que la gente acababa de demostrar que el material génico se puede transferir entre las células bacterianas y el ADN transmite características físicas y mentales a través de diferentes generaciones.

Maurice Wilkins

Maurice Wilkins estudió originalmente moléculas biológicas como ADN y virus usando microscopios. Sin embargo, en 1951 comenzó a trabajar con Franklin produciendo radiografías de ADN, lo que ayudó a Watson y Crick a desarrollar su modelo de ADN. La investigación estaba a la altura de las reglas de Chargaff en ese momento.

Rosalind Franklin

Rosalind Franklin en 1951 tomó radiografías de imágenes de difracción de ADN que mostraban la forma helicoidal de la molécula. Su descubrimiento ayudó a Watson y Crick a partir de su modelo de ADN. En ese momento, la investigación dependía de las reglas de Chargaff sobre cómo el ADN tiene una estructura de doble hélice.

James Watson y Francis Crick

James Watson y Francis Crick trabajaron juntos en 1953 para construir el primer modelo tridimensional de una estructura de ADN que ayudó a otros científicos a comprender el ADN más a fondo. En este momento, la investigación sobre el ADN estaba a la altura de las reglas de Chargaff sobre que el ADN tiene una estructura de doble hélice.


Contenido

Teorías antiguas Editar

Las primeras teorías de la herencia más influyentes fueron las de Hipócrates y Aristóteles. La teoría de Hipócrates (posiblemente basada en las enseñanzas de Anaxágoras) era similar a las ideas posteriores de Darwin sobre la pangénesis, involucrando material hereditario que se acumula en todo el cuerpo. Aristóteles sugirió en cambio que el principio (no físico) de dar forma a un organismo se transmitía a través del semen (que él consideraba una forma purificada de sangre) y la sangre menstrual de la madre, que interactuaba en el útero para dirigir el desarrollo temprano de un organismo. [1] Tanto para Hipócrates como para Aristóteles, y para casi todos los eruditos occidentales hasta finales del siglo XIX, la herencia de los caracteres adquiridos era un hecho supuestamente bien establecido que cualquier teoría adecuada de la herencia tenía que explicar. Al mismo tiempo, se consideró que las especies individuales tenían una esencia fija, tales cambios heredados eran meramente superficiales. [2] El filósofo ateniense Epicuro observó familias y propuso la contribución de hombres y mujeres de caracteres hereditarios ("átomos de esperma"), notó tipos de herencia dominantes y recesivos y describió la segregación y el surtido independiente de "átomos de esperma". [3]

En el Charaka Samhita del 300 d.C., los antiguos escritores médicos indios vieron las características del niño determinadas por cuatro factores: 1) las del material reproductivo de la madre, (2) las del esperma del padre, (3) las de la dieta de la madre. madre embarazada y (4) los que acompañan al alma que entra en el feto. Cada uno de estos cuatro factores tenía cuatro partes que creaban dieciséis factores de los cuales el karma de los padres y el alma determinaban qué atributos predominaban y, por lo tanto, le daban al niño sus características. [4]

En el siglo IX d.C., el escritor afroárabe Al-Jahiz consideró los efectos del medio ambiente en la probabilidad de supervivencia de un animal. [5] En 1000 EC, el médico árabe Abu al-Qasim al-Zahrawi (conocido como Albucasis en Occidente) fue el primer médico en describir claramente la naturaleza hereditaria de la hemofilia en su Al-Tasrif. [6] En 1140 EC, Judah HaLevi describió rasgos genéticos dominantes y recesivos en The Kuzari. [7]

Teoría de la preformación Editar

La teoría de la preformación es una teoría biológica del desarrollo, que fue representada en la antigüedad por el filósofo griego Anaxágoras. Reapareció en los tiempos modernos en el siglo XVII y luego prevaleció hasta el siglo XIX. Otro término común en ese momento era la teoría de la evolución, aunque "evolución" (en el sentido de desarrollo como un proceso de crecimiento puro) tenía un significado completamente diferente al de hoy. Los preformistas asumieron que todo el organismo estaba preformado en el esperma (animalkulismo) o en el óvulo (ovismo u ovulismo) y solo tenía que desplegarse y crecer. Esto fue contrastado por la teoría de la epigénesis, según la cual las estructuras y órganos de un organismo solo se desarrollan en el curso del desarrollo individual (Ontogenia). La epigénesis había sido la opinión dominante desde la antigüedad y hasta el siglo XVII, pero luego fue reemplazada por ideas preformistas. Desde el siglo XIX, la epigénesis pudo volver a establecerse como una visión válida hasta nuestros días. [8] [9]

Sistemática e hibridación de plantas Editar

En el siglo XVIII, con un mayor conocimiento de la diversidad de plantas y animales y el consiguiente aumento de enfoque en la taxonomía, comenzaron a aparecer nuevas ideas sobre la herencia. Linnaeus y otros (entre ellos Joseph Gottlieb Kölreuter, Carl Friedrich von Gärtner y Charles Naudin) realizaron extensos experimentos con hibridación, especialmente híbridos entre especies. Los hibridadores de especies describieron una amplia variedad de fenómenos de herencia, que incluyen la esterilidad híbrida y la alta variabilidad de los retrocruces. [10]

Los fitomejoradores también estaban desarrollando una variedad de variedades estables en muchas especies vegetales importantes. A principios del siglo XIX, Augustin Sageret estableció el concepto de dominancia, reconociendo que cuando se cruzan algunas variedades de plantas, ciertas características (presentes en uno de los padres) suelen aparecer en la descendencia, también encontró que algunas características ancestrales que se encuentran en ninguno de los padres pueden aparecer en descendencia. Sin embargo, los fitomejoradores hicieron pocos intentos por establecer una base teórica para su trabajo o por compartir sus conocimientos con el trabajo actual de fisiología, [11] aunque Gartons Agricultural Plant Breeders en Inglaterra explicó su sistema. [12]

Entre 1856 y 1865, Gregor Mendel realizó experimentos de reproducción utilizando la planta de guisantes. Pisum sativum y trazó los patrones de herencia de ciertos rasgos. A través de estos experimentos, Mendel vio que los genotipos y fenotipos de la progenie eran predecibles y que algunos rasgos eran dominantes sobre otros. [13] Estos patrones de herencia mendeliana demostraron la utilidad de aplicar estadísticas a la herencia. También contradecían las teorías del siglo XIX sobre la herencia combinada, mostrando, más bien, que los genes permanecen discretos a través de múltiples generaciones de hibridación. [14]

A partir de su análisis estadístico, Mendel definió un concepto que describió como un personaje (que en su mente también se aplica como "determinante de ese carácter"). En sólo una frase de su artículo histórico, utilizó el término "factores" para designar el "material que crea" al personaje: "En lo que respecta a la experiencia, encontramos en todos los casos confirmado que la progenie constante sólo puede formarse cuando el huevo Las células y el polen fertilizante están apagados como el carácter, de modo que a ambos se les proporciona el material para crear individuos bastante similares, como es el caso de la fertilización normal de especies puras. Por lo tanto, debemos considerar como cierto que factores exactamente similares deben trabajar también en la producción de las formas constantes en las plantas híbridas "(Mendel, 1866).

El trabajo de Mendel se publicó en 1866 como "Versuche über Pflanzen-Hybriden" (Experimentos sobre hibridación de plantas) en el Verhandlungen des Naturforschenden Vereins zu Brünn (Actas de la Sociedad de Historia Natural de Brünn), luego de dos conferencias que dio sobre el trabajo a principios de 1865. [15]

Pangenesis Editar

El trabajo de Mendel se publicó en una revista científica relativamente oscura y no recibió ninguna atención en la comunidad científica. En cambio, las discusiones sobre los modos de herencia fueron impulsadas por la teoría de la evolución de Darwin por selección natural, en la que parecían requerirse mecanismos de herencia no lamarckiana. La propia teoría de la herencia de Darwin, la pangénesis, no encontró un gran grado de aceptación. [16] [17] Una versión más matemática de la pangénesis, una que eliminó gran parte de los vestigios lamarckianos de Darwin, fue desarrollada como la escuela "biométrica" ​​de la herencia por el primo de Darwin, Francis Galton. [18]

Germoplasma editar

En 1883, August Weismann llevó a cabo experimentos con ratones reproductores cuyas colas habían sido extirpadas quirúrgicamente. Sus resultados, que eliminar quirúrgicamente la cola de un ratón no tuvo ningún efecto en la cola de su descendencia, desafiaron las teorías de la pangénesis y el lamarckismo, que sostenían que los cambios en un organismo durante su vida podrían ser heredados por sus descendientes. Weismann propuso la teoría de la herencia del germoplasma, que sostenía que la información hereditaria se transportaba solo en los espermatozoides y los óvulos. [19]

Hugo de Vries se preguntó cuál podría ser la naturaleza del germoplasma y, en particular, se preguntó si el germoplasma estaba mezclado como pintura o si la información se transportaba en paquetes discretos que permanecían intactos. En la década de 1890 estaba llevando a cabo experimentos de reproducción con una variedad de especies de plantas y en 1897 publicó un artículo sobre sus resultados que afirmaba que cada rasgo heredado estaba gobernado por dos partículas discretas de información, una de cada padre, y que estas partículas se transmitían. a lo largo intacto a la próxima generación. En 1900, estaba preparando otro artículo sobre sus resultados posteriores cuando un amigo le mostró una copia del artículo de Mendel de 1866 que pensó que podría ser relevante para el trabajo de De Vries. Continuó y publicó su artículo de 1900 sin mencionar la prioridad de Mendel. Más tarde, ese mismo año, otro botánico, Carl Correns, que había estado realizando experimentos de hibridación con maíz y guisantes, estaba buscando en la literatura experimentos relacionados antes de publicar sus propios resultados cuando se encontró con el artículo de Mendel, que tenía resultados similares a los suyos. Correns acusó a De Vries de apropiarse de la terminología del artículo de Mendel sin darle crédito ni reconocer su prioridad. Al mismo tiempo, otro botánico, Erich von Tschermak, estaba experimentando con la cría de guisantes y produciendo resultados como los de Mendel. Él también descubrió el artículo de Mendel mientras buscaba en la literatura trabajos relevantes. En un artículo posterior, de Vries elogió a Mendel y reconoció que solo había extendido su trabajo anterior. [19]

Tras el redescubrimiento de la obra de Mendel se produjo una disputa entre William Bateson y Pearson por el mecanismo hereditario, resuelto por Ronald Fisher en su obra "La correlación entre parientes sobre la suposición de la herencia mendeliana".

En 1910, Thomas Hunt Morgan demostró que los genes residen en cromosomas específicos. Más tarde demostró que los genes ocupan ubicaciones específicas en el cromosoma. Con este conocimiento, Alfred Sturtevant, un miembro de la famosa sala de moscas de Morgan, usando Drosophila melanogaster, proporcionó el primer mapa cromosómico de cualquier organismo biológico. En 1928, Frederick Griffith demostró que se podían transferir genes. En lo que ahora se conoce como el experimento de Griffith, las inyecciones en un ratón de una cepa mortal de bacterias que habían sido destruidas por calor transfirieron información genética a una cepa segura de la misma bacteria, matando al ratón.

Una serie de descubrimientos posteriores llevaron a la conclusión, décadas más tarde, de que el material genético está hecho de ADN (ácido desoxirribonucleico) y no, como se creía hasta entonces, de proteínas. En 1941, George Wells Beadle y Edward Lawrie Tatum demostraron que las mutaciones en los genes causaban errores en pasos específicos de las vías metabólicas. Esto mostró que genes específicos codifican proteínas específicas, lo que lleva a la hipótesis de "un gen, una enzima". [20] Oswald Avery, Colin Munro MacLeod y Maclyn McCarty demostraron en 1944 que el ADN contiene la información del gen. [21] En 1952, Rosalind Franklin y Raymond Gosling produjeron un patrón de difracción de rayos X sorprendentemente claro que indica una forma helicoidal. Utilizando estos rayos X e información ya conocida sobre la química del ADN, James D. Watson y Francis Crick demostraron la estructura molecular del ADN en 1953. [22] Juntos, estos descubrimientos establecieron el dogma central de la biología molecular, que establece que las proteínas se traducen a partir de ARN que es transcrito por ADN. Desde entonces, se ha demostrado que este dogma tiene excepciones, como la transcripción inversa en retrovirus.

En 1972, Walter Fiers y su equipo de la Universidad de Gante fueron los primeros en determinar la secuencia de un gen: el gen de la proteína de la cubierta del bacteriófago MS2. [23] Richard J. Roberts y Phillip Sharp descubrieron en 1977 que los genes se pueden dividir en segmentos. Esto llevó a la idea de que un gen puede producir varias proteínas. La secuenciación exitosa de los genomas de muchos organismos ha complicado la definición molecular del gen. En particular, los genes no siempre se ubican uno al lado del otro en el ADN como perlas discretas. En cambio, las regiones del ADN que producen distintas proteínas pueden superponerse, por lo que surge la idea de que "los genes son un largo continuo". [24] [25] Walter Gilbert planteó la hipótesis por primera vez en 1986 de que ni el ADN ni las proteínas serían necesarios en un sistema tan primitivo como el de una etapa muy temprana de la tierra si el ARN pudiera servir como catalizador y como información genética. procesador de almacenamiento.

El estudio moderno de la genética a nivel del ADN se conoce como genética molecular y la síntesis de la genética molecular con la evolución darwiniana tradicional se conoce como síntesis evolutiva moderna.


El día en que los científicos descubrieron el & # 8216Secret of Life & # 8217

El lugar: The Eagle, un pub genial y lugar favorito para almorzar para el personal, los estudiantes y los investigadores que trabajan en el antiguo laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge en el cercano Free School Lane.

La fecha: 28 de febrero de 1953, un día en el que se hizo una historia real y sincera.

El pub en Cambridge, Inglaterra, donde James Watson anunció que había & # 8220descubierto el secreto de la vida & # 8221.

Dos hombres entraron en el ruidoso pub para crear aún más ruido. El primero era un bacteriólogo estadounidense alto, desgarbado, de 25 años y con el pelo despeinado llamado James Watson. El segundo, Francis Crick, era un físico británico de 37 años que, según uno de sus rivales científicos, parecía un "corredor de apuestas".

Con voces en auge y valentía juvenil, el extraño dúo se jactó de que, en las palabras de Francis Crick & # 8212 o al menos en la memoria de James Watson recordando las palabras de Francis Crick & # 8212 & # 8220 Hemos descubierto el secreto de la vida. . & # 8221

De hecho, lo habían hecho. Esa misma mañana, los dos hombres trabajaron en la estructura de doble hélice del ácido desoxirribonucleico, más conocido por todos los estudiantes de primer grado como ADN.

Eso sí, no descubrieron el ADN. Esa hazaña científica fue realmente lograda en 1869 por Friedrich Miescher, un químico fisiológico que trabajaba en Basilea, Suiza. Miescher determinó que el ADN, un ácido nucleico que se encuentra en el núcleo de la célula, estaba compuesto por azúcar, ácido fosfórico y varias bases que contienen nitrógeno. Pero durante décadas, nadie sabía mucho sobre su función precisa.

En 1944, un trío de científicos, Oswald Avery, Colin Macleod y Maclyn McCarty, determinaron que el ADN era el & # 8220principio de transformación & # 8221, la sustancia que transporta la información genética. Sin embargo, quedaron muchos detractores que sentían que la composición química del ADN era demasiado simple para transportar datos tan complejos y, en cambio, argumentaron que las proteínas deben contener el verdadero material genético.

Demostrar cómo la simple mezcla de sustancias químicas contenidas en el ADN transportaba tal variedad de información requería una elucidación de su estructura real, haciéndose eco de un concepto centenario & # 8217 en la historia de la medicina y la ciencia que continúa hasta el día de hoy: específicamente, uno debe determinar la forma de una unidad biológica antes de que uno pueda comenzar a comprender su función.

Watson y Crick con un modelo de ADN. La pareja fue
fotografiado en el Laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, en mayo de 1953.

Watson y Crick trabajaron con modelos tridimensionales para reconstruir la molécula de ADN, de manera similar a como un estudiante universitario usa esos molestos palos y pelotas para prepararse para un examen de química orgánica.

Sin embargo, a solo 50 millas de distancia, un equipo de científicos del King & # 8217s College de Londres estaba utilizando una técnica relativamente nueva llamada cristalografía de rayos X para estudiar el ADN. Una de ellas, Rosalind Franklin, logró tomar un patrón de difracción de rayos X de una muestra de ADN que mostraba una forma cruzada o helicoidal claramente reconocible. Sin que Franklin lo supiera, uno de sus colegas dejó que Watson viera la imagen unos días antes.

La imagen de ADN de Franklin & # 8217 confirmó experimentalmente la exactitud del modelo teórico de doble hélice que Watson y Crick estaban desarrollando. Como Watson reflexionó más tarde sobre la importancia del 28 de febrero de 1953: & # 8220 El descubrimiento se hizo ese día, no lentamente durante el transcurso de la semana. Era simple, instantáneamente, se podía explicar esta idea a cualquiera. No era necesario ser un científico de alto poder para ver cómo se copiaba el material genético & # 8221.

Terminaron de construir su ahora famoso modelo el 7 de marzo de 1953.

Watson y Crick publicaron sus hallazgos en el número del 25 de abril de 1953 de Nature. Fue una comunicación breve que discutió la doble hélice del ADN y sugirió que las dos cadenas de ADN le permitían crear copias idénticas de sí mismo. Independientemente de la brevedad del informe, el anuncio cambió para siempre el mundo de la medicina y la ciencia.

Rosalind Franklin. Fotografía cortesía del Henry Grant Archive / Museum of London.

Trágicamente, en 1958 Rosalind Franklin murió de cáncer de ovario. Tenía 37 años. Watson y Crick, junto con Maurice Wilkins (el colega de Franklin & # 8217 que le mostró a Crick sus datos), ganaron el Premio Nobel de Medicina o Fisiología en 1962. Pero debido a que las reglas del Premio impiden que se otorgue póstumamente, Franklin no recibió el premio. crédito que tanto merecía hasta años después de su muerte.

En sus memorias de 1968, & # 8220The Double Helix & # 8221, James Watson habla de su rivalidad menos caballerosa con Rosalind Franklin, así como del aprecio que llegó a adquirir por su brillante trabajo. Galante, tal vez, pero el crédito era un dólar corto y algunos días demasiado tarde.

El 28 de febrero de 1953 fue un día histórico en la historia de la humanidad, la medicina y la ciencia, así como un momento transformador en las vidas de Watson y Crick. Lamentablemente, fue solo un día más en el laboratorio para la desconocida Rosalind Franklin.

Dr. Howard Markel es el director del Centro de Historia de la Medicina y Profesor Distinguido George E. Wantz de Historia de la Medicina en la Universidad de Michigan.

Es autor o editor de 10 libros, incluido & # 8220Quarantine! Inmigrantes judíos de Europa del Este y las epidemias de la ciudad de Nueva York de 1892, & # 8221 & # 8220 Cuando los gérmenes viajan: Seis grandes epidemias que han invadido Estados Unidos desde 1900 y los temores que han desatado & # 8221 y & # 8220 Una anatomía de la adicción: Sigmund Freud, William Halsted y la droga milagrosa cocaína. & # 8221

contenido relacionado

¿Tiene una pregunta para el Dr. Markel sobre cómo surgió un aspecto particular de la medicina moderna? Envíenoslos a [email protected]


28 de febrero: el día en que los científicos descubrieron la doble hélice

El lugar: The Eagle, un pub genial y lugar favorito para almorzar para el personal, los estudiantes y los investigadores que trabajan en el antiguo laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge en el cercano Free School Lane.

La fecha: 28 de febrero de 1953, un día en el que se hizo una historia real y sincera.

Dos hombres entraron en el ruidoso pub para crear aún más ruido. El primero era un bacteriólogo estadounidense alto, desgarbado, de 25 años y con el pelo despeinado llamado James Watson. El segundo, Francis Crick, era un físico británico de 37 años que, según uno de sus rivales científicos, parecía la derrota de un & quot; corredor de apuestas & quot ;. & quot;

With booming voices and youthful bravado, the odd duo bragged that they, in the words of Francis Crick -- or at least in the memory of James Watson recalling the words of Francis Crick -- "We have discovered the secret of life."

Indeed, they had. That very morning, the two men worked out the double helix structure of deoxyribonucleic acid, better known to every first-grader as DNA.

Mind you, they did not discover DNA. That scientific feat was actually accomplished in 1869 by Friedrich Miescher, a physiological chemist working in Basel, Switzerland. Miescher determined that DNA, a nucleic acid found in the cell's nucleus, was comprised of sugar, phosphoric acid, and several nitrogen containing bases. But for decades, no one quite knew much about its precise function.

In 1944, a trio of scientists, Oswald Avery, Colin Macleod, and Maclyn McCarty, determined that DNA was the "transforming principle," the substance that carries genetic information. Nevertheless, there remained many naysayers who felt that the chemical composition of DNA was far too simple to carry such complex data and, instead, argued that proteins must contain the true genetic material.

Proving how the simple brew of chemicals contained in DNA carried such an array of information required an elucidation of its actual structure, echoing a centuries' old concept in the history of medicine and science that continues to this very day: specifically, one must determine the form of a biological unit before one can begin to understand its function.

Watson and Crick worked with three-dimensional models to re-construct the DNA molecule, much as a college student uses those pesky sticks and balls to cram for an organic chemistry exam.

Only 50 miles away, however, a team of scientists at King's College in London was using a relatively new technique called X-ray crystallography to study DNA. One of them, Rosalind Franklin, succeeded in taking an X-ray diffraction pattern from a sample of DNA that showed a clearly recognizable cross or helical shape. Unbeknownst to Franklin, one of her colleagues let Watson see the image a few days earlier.

Franklin's DNA picture experimentally confirmed the correctness of the theoretical double helical model Watson and Crick were developing. As Watson later reflected on the importance of Feb. 28, 1953: "The discovery was made on that day, not slowly over the course of the week. It was simple instantly you could explain this idea to anyone. You did not have to be a high-powered scientist to see how the genetic material was copied".

They finished building their now-famous model on March 7, 1953.

Watson and Crick published their findings in the April 25, 1953, issue of Nature. It was a brief communication that discussed the double helix of DNA and suggested that the two strands of DNA allowed it to create identical copies of itself. Regardless of the report's brevity, the announcement changed the world of medicine and science forever.

Tragically, in 1958 Rosalind Franklin died of ovarian cancer. She was 37 years old. Watson and Crick, along with Maurice Wilkins (the colleague of Franklin's who showed Crick her data), won the Nobel Prize for Medicine or Physiology in 1962. But because the Prize rules prevent it from being awarded posthumously, Franklin did not receive the credit she so richly deserved until years after her death.

In his 1968 memoir, "The Double Helix," James Watson discusses his less-than-gentlemanly rivalry with Rosalind Franklin as well the appreciation he came to acquire for her brilliant work. Gallant, perhaps, but the credit was a dollar short and quite a few days too late.

Feb. 28, 1953, was a landmark day in human history, medicine and science as well as a transformative moment in the lives of Watson and Crick. Sadly, it was just another day in the laboratory for the unsung Rosalind Franklin.

Dr. Howard Markel is the director of the Center for the History of Medicine and the George E. Wantz Distinguished Professor of the History of Medicine at the University of Michigan.

He is the author or editor of 10 books, including "Quarantine! East European Jewish Immigrants and the New York City Epidemics of 1892," "When Germs Travel: Six Major Epidemics That Have Invaded America Since 1900 and the Fears They Have Unleashed" and "An Anatomy of Addiction: Sigmund Freud, William Halsted, and the Miracle Drug Cocaine."

This article, reprinted with permission from PBS Newshour, was originally published on February 28, 2013.


Ver el vídeo: Estructura del ADN