Thomas Bolena

Thomas Bolena


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Thomas Boleyn, el segundo hijo de Sir William Boleyn, nació en Bilickling Hall alrededor de 1477. Su abuelo Sir Geoffrey Boleyn había sido alcalde de Londres.

Su esposa, Elizabeth Howard, primera hija de Thomas Howard, segundo duque de Norfolk (1443-1524). Ella dio a luz a tres hijos, Mary Boleyn (1498), Anne Boleyn (1499) y George Boleyn (1504). Se convirtió en diplomático y asistió a la boda del príncipe Arturo y Catalina de Aragón. (1)

Sir Thomas era muy ambicioso para sus hijos. Según David Starkey: "Eran inteligentes, ambiciosos y unidos por un feroz afecto mutuo. Su padre reconoció su talento e hizo todo lo posible por cultivarlo". (2) Alison Plowden, autora de Mujeres Tudor (2002), afirma que estaba particularmente interesado en la educación de sus dos hijas: "Thomas Boleyn ... quería que Mary y Anne aprendieran a moverse con facilidad y gracia en los círculos más altos y que adquirieran todas las gracias sociales, que hablaran con fluidez". Francés, bailar, cantar y tocar al menos un instrumento, montar y poder participar en los deportes de campo que eran una pasión tan absorbente para las clases altas, y familiarizarse con el elaborado código de cortesía que regía todos los aspectos de la vida en la cima ". (3)

Bolena era un participante valioso en los torneos reales. Fue el oponente del rey en el Palacio de Greenwich en mayo de 1510. "Con sus habilidades lingüísticas, su encanto y su conocimiento de caballos, halcones y cuencos, Bolena era un cortesano ideal". (4) En 1512, Enrique VIII envió a Bolena en misión diplomática a Bruselas. Durante su viaje, hizo arreglos para que Mary Boleyn se uniera a la casa de Margaret, Archiduquesa de Austria. (5)

En agosto de 1514, Enrique anunció que su hermana María se casaría con el rey Luis XII de Francia. Mary tenía dieciocho años y Louis cincuenta y dos. La princesa María partió de Inglaterra hacia Francia el 2 de octubre. Estaba acompañada por un séquito de casi 100 damas de honor inglesas. Esto incluyó a las hijas de Boleyn, Mary y Anne. La pareja se casó el 9 de octubre. Mary y Anne estaban entre las seis jóvenes a las que el rey les permitió permanecer en la corte francesa después de despedir a todos los demás asistentes ingleses de Mary el día después de la boda.

Después de la muerte del rey Luis XII, su esposa se casó en secreto con Charles Brandon, primer duque de Suffolk, el 3 de marzo de 1515. María se quedó en Francia. Existe alguna evidencia de que tuvo una relación sexual con el rey Francisco. Se jactó de haberla "montado" y la describió como "mi coche de alquiler". Un representante del Papa León X la describió como "una gran puta infame". (6) Como ha señalado su biógrafo, Jonathan Hughes, "parece haber adquirido una reputación decididamente dudosa". (7)

Ana Bolena también permaneció en Francia, pero parece haber evitado el tipo de comportamiento al que se permitía su hermana. Los miembros de la Corte Real observaron que aprendió "dignidad y aplomo". Según el poeta francés Lancelot de Carle, "se volvió tan elegante que nunca la hubieras tomado por una inglesa, sino por una francesa". (8)

Sir Thomas Boleyn finalmente escuchó los rumores sobre Mary y la trajo de regreso a Inglaterra. Bolena se convirtió en dama de honor de Catalina de Aragón. El rey Enrique VIII tuvo varias amantes. La más importante fue Bessie Blount y el 15 de junio de 1519 dio a luz a un hijo. Fue nombrado Henry FitzRoy y más tarde fue creado duque de Richmond. Después del nacimiento del niño, la aventura terminó. Se cree que su nueva amante era la hija de Thomas Boleyn, Mary. La historiadora Antonia Fraser ha argumentado: "El asunto repitió el patrón establecido por Bessie Blount: aquí estaba una vez más una joven vivaz, una bailarina enérgica y enmascaradora, que se imaginaba a un hombre con una esposa mayor y más seria. , ya no me interesan esas cosas ". (9)

Si encuentra útil este artículo, no dude en compartirlo en sitios web como Reddit. Puede seguir a John Simkin en Twitter, Google+ y Facebook o suscribirse a nuestro boletín mensual.

El 4 de febrero de 1520, Mary Boleyn se casó con William Carey, un caballero de la cámara privada. Enrique VIII asistió a la boda y durante los años siguientes le dio a Carey varias concesiones reales de tierras y dinero. (10) David Loades ha señalado: "No está claro si se trataba de un matrimonio de conveniencia, arreglado por el rey para ocultar un romance existente, o si ella sólo se convirtió en su amante después de su matrimonio". (11) En 1523 nombró a un nuevo barco Mary Boleyn. Se cree que Henry hizo esto para reconocer a María como su amante. (12) Un historiador ha sugerido que estas "transacciones parecerían convertir a María en la más simple prostituta, con su marido y su padre como proxenetas". (13)

Thomas Bolena siguió utilizándose para viajes diplomáticos. Asistió al Campo de Tela de Oro y participó en las conferencias franco-imperiales organizadas por el cardenal Thomas Wolsey en 1521. En mayo de 1522 acompañó a Enrique VIII a una reunión real con el emperador Carlos V en Canterbury. Más tarde, ese mismo año, fue enviado a España en una misión adicional promoviendo una alianza ofensiva contra Francia, de la que regresó en mayo de 1523. El 18 de junio de 1525 en Bridewell Palace fue elevado a la nobleza como vizconde de Rochford. (14)

Mary Boleyn dio a luz a dos hijos, Catherine (1524) y Henry (1526). Algunos han argumentado que Henry era el padre de ambos hijos. Antonia Fraser, autora de Las seis esposas de Enrique VIII (1992), ha argumentado en contra de esto: "A pesar de los rumores posteriores en contrario, ninguno de los hijos de María fue engendrado por el rey Enrique: su hija Catherine Carey y su hijo Henry Carey, creado Lord Hunsdon por su prima hermana, la reina Isabel, nacieron en 1524 y 1526, respectivamente, cuando terminó el asunto. Podemos estar seguros de que Henry Carey habría sido aclamado con la misma alegría que Henry Fitzroy, si hubiera sido el hijo del rey ". (15)

William Carey murió de sudoración el 22 de junio de 1528. Enrique VIII ordenó a Tomás Bolena que tomara a María bajo su techo y la mantuviera, y le asignó la anualidad de £ 100 que antes disfrutaba su esposo. Para entonces, Henry estaba teniendo una aventura con la hermana de Mary, Ana Bolena. No se sabe exactamente cuándo comenzó esta relación. Hilary Mantel ha señalado: "No sabemos exactamente cuándo se enamoró de Anne Boleyn. Su hermana Mary ya había sido su amante. Quizás Henry simplemente no tenía mucha imaginación. La vida erótica de la corte parece anudada, entrelazada, casi incestuosa ; los mismos rostros, los mismos miembros y órganos en diferentes combinaciones. El rey no tenía muchos amoríos, o muchos que sepamos. Reconoció a un solo hijo ilegítimo. Valoraba la discreción, la negación. Sus amantes, quienes fueran, se desvanecieron de vuelta a la vida privada. Pero el patrón se rompió con Anne Boleyn ". (dieciséis)

Durante varios años, Enrique había planeado divorciarse de Catalina de Aragón. Ahora sabía con quién quería casarse: Anne. A la edad de treinta y seis años se enamoró profundamente de una mujer unos dieciséis años menor que él. (17) Henry le escribió a Anne una serie de apasionadas cartas de amor. En 1526 le dijo: “Viendo que no puedo estar presente contigo en persona, te envío lo más cercano a eso posible, es decir, mi cuadro engarzado en brazaletes ... deseándome en su lugar, cuando te plazca. " Poco después escribió durante una exhibición de caza: "Te envío esta carta rogándote que me des cuenta del estado en el que te encuentras ... Te envío por este portador un ciervo asesinado anoche por mi mano, esperando, cuando te lo comas, pensarás en el cazador . "(18)

Philippa Jones ha sugerido en Isabel: ¿Reina Virgen? (2010) que negarse a convertirse en su amante era parte de la estrategia de Anne para convertirse en la esposa de Henry. Ella había aprendido de las experiencias de su hermana que no era una muy buena idea darle lo que él quería de inmediato: "Ana comentaba con frecuencia en sus cartas al Rey que aunque su corazón y su alma eran suyos para disfrutar, su cuerpo lo haría. Nunca lo será. Al negarse a convertirse en la amante de Henry, Anne captó y retuvo su interés. Henry podría encontrar una satisfacción sexual casual con los demás, pero era a Anne a quien realmente deseaba ". (19) Los historiadores han sugerido que Ana estaba tratando de persuadir a Enrique de que se casara con ella: "Enrique no la encontró fácilmente domesticada, porque está claro que tenía la fuerza de voluntad para retener sus favores hasta estar segura de ser su reina. .. De todos modos, debe resultar algo sorprendente que la pasión sexual haya convertido a un gobernante conservador, tolerante y políticamente cauteloso en un tirano revolucionario, fuerte y casi imprudente. Sin embargo, nada más explicará los hechos ". (20)

El biógrafo de Anne, Eric William Ives, ha argumentado: "Al principio, sin embargo, Henry no pensó en el matrimonio. Vio a Anne como alguien que reemplazara a su hermana, Mary, que acababa de dejar de ser la amante real. Ciertamente, el lado físico de su matrimonio con Catalina de Aragón ya había terminado y, sin un heredero varón, Enrique decidió en la primavera de 1527 que nunca se había casado válidamente y que su primer matrimonio debía ser anulado ... Sin embargo, Ana siguió rechazando sus insinuaciones. y el rey se dio cuenta de que al casarse con ella podía matar dos pájaros de un tiro, poseer a Ana y conseguir una nueva esposa ". (21)

Enrique envió un mensaje al Papa Clemente VII argumentando que su matrimonio con Catalina de Aragón había sido inválido ya que ella había estado casada previamente con su hermano Arturo. Henry confió en el cardenal Thomas Wolsey para solucionar la situación. Durante las negociaciones, el Papa prohibió a Enrique contraer un nuevo matrimonio hasta que se tomara una decisión en Roma. Con el estímulo de Ana, Enrique se convenció de que la lealtad de Wolsey estaba con el Papa, no con Inglaterra, y en 1529 fue destituido de su cargo. (22) Wolsey culpó a Anne de su situación y la llamó "el cuervo de la noche", que siempre estaba en condiciones de "graznar en el oído privado del rey". (23) Si no hubiera sido por su muerte por enfermedad en 1530, Wolsey podría haber sido ejecutado por traición.

Enrique VIII continuó recompensando al vizconde Rochford. Esto incluía una subvención de los ingresos de la sede de Durham. Ahora estaba claro que él era uno de los pequeños consejeros internos de Henry. El 8 de diciembre de 1529 fue ascendido a conde de Wiltshire y conde de Ormond. El 24 de enero de 1530, el nuevo conde reemplazó a Cuthbert Tunstall, obispo de Durham, como señor sello privado. El Palacio de Whitehall fue reconstruido para Ana Bolena, y en 1531 a su padre se le asignó un conjunto de habitaciones allí. (24)

La relación anterior de Henry con Mary Boleyn también le estaba causando problemas en Roma. Como era hermana de la mujer con la que quería casarse, Ana Bolena. Se señaló que "esto lo colocaba exactamente en el mismo grado de afinidad con Anne que él insistía en que Catherine lo era con él". (25) Sin embargo, cuando Enrique descubrió que Ana estaba embarazada, se dio cuenta de que no podía permitirse esperar el permiso del Papa. Como era importante que el niño no fuera clasificado como ilegítimo, se hicieron los arreglos necesarios para que Enrique y Ana se casaran. El rey Carlos V de España amenazó con invadir Inglaterra si se casaba, pero Enrique ignoró sus amenazas y el matrimonio prosiguió el 25 de enero de 1533. Para Enrique era muy importante que su esposa diera a luz un hijo varón. Sin un hijo que lo reemplazara cuando muriera, Henry temía que la familia Tudor perdiera el control de Inglaterra.

Isabel nació el 7 de septiembre de 1533. Enrique esperaba un hijo y eligió los nombres de Eduardo y Enrique. Mientras que Enrique estaba furioso por tener otra hija, los partidarios de su primera esposa, Catalina de Aragón, estaban encantados y afirmaron que demostraba que Dios estaba castigando a Enrique por su matrimonio ilegal con Ana. (26) Retha M. Warnicke, autora de El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) ha señalado: "Como única hija legítima del rey, Isabel era, hasta el nacimiento de un príncipe, su heredera y debía ser tratada con todo el respeto que merecía una mujer de su rango. Independientemente del sexo de su hijo, el parto seguro de la reina todavía podría usarse para argumentar que Dios había bendecido el matrimonio. Todo lo que era apropiado se hizo para anunciar la llegada del bebé ". (27)

Enrique VIII siguió intentando engendrar un heredero varón. Desafortunadamente, Anne Boleyn, tuvo dos abortos espontáneos. El vizconde Rochford se encontró a sí mismo menos influyente como resultado de que Anne pudo engendrar un hijo. (28) Anne estaba embarazada de nuevo cuando descubrió a Jane Seymour sentada en el regazo de su marido. Anne "estalló en una furiosa denuncia; la rabia provocó un parto prematuro y dio a luz a un niño muerto". (29) Es más, el bebé estaba muy deformado. (30) Este era un asunto serio porque en la época de los Tudor los cristianos creían que un niño deforme era la forma en que Dios castigaba a los padres por cometer pecados graves. Enrique VIII temía que la gente pudiera pensar que el Papa Clemente VII tenía razón cuando afirmó que Dios estaba enojado porque Enrique se había divorciado de Catalina y se había casado con Ana.

Henry ahora se acercó a Thomas Cromwell sobre cómo podría salir de su matrimonio con Anne. Sugirió que una solución a este problema era afirmar que él no era el padre de este niño deforme. Siguiendo las instrucciones del rey, se ordenó a Cromwell que averiguara el nombre del hombre que era el verdadero padre del niño muerto. Philippa Jones ha señalado: "Cromwell tuvo cuidado de que la acusación estipulara que Ana Bolena sólo había sido infiel al rey después del nacimiento de la princesa Isabel en 1533. Enrique quería que se reconociera a Isabel como su hija, pero al mismo tiempo quería la aparta de cualquier derecho futuro a la sucesión ". (31)

En abril de 1536, un músico flamenco al servicio de Anne llamado Mark Smeaton fue arrestado. Inicialmente negó ser el amante de la reina, pero luego confesó, quizás torturó o prometió libertad. Otro cortesano, Henry Norris, fue detenido el 1 de mayo. Sir Francis Weston fue arrestado dos días después por el mismo cargo, al igual que William Brereton, un novio de la Cámara Privada del Rey. El hermano de Anne, George Boleyn, también fue arrestado y acusado de incesto. (32)

El arzobispo Thomas Cranmer declaró nulo el matrimonio de Ana con Enrique el 17 de mayo de 1536 y, según el embajador imperial, Eustace Chapuys, los motivos de la anulación incluían la relación anterior del rey con María Bolena. Sin embargo, esta información nunca ha sido confirmada. (33) Más tarde, ese mismo día, George Boleyn fue ejecutado.

Anne fue al andamio en Tower Green el 19 de mayo de 1536. El teniente de la Torre informó que ella lloraba y reía alternativamente. El teniente le aseguró que no sentiría dolor y ella aceptó su seguridad. "Tengo un cuello pequeño", dijo, y poniendo su mano alrededor de él, chilló de risa. El "verdugo de Calais" había sido traído de Francia a un costo de £ 24 ya que era un experto en espada. Esto era un favor para la víctima, ya que una espada solía ser más eficaz que "un hacha que a veces podía significar una aventura espantosamente prolongada". (34)

Las últimas palabras de Anne Boyleyn fueron: "Buen pueblo cristiano ... de acuerdo con la ley, estoy condenada a morir, y por lo tanto no hablaré nada en contra de ella ... Ruego a Dios que salve al Rey y le envíe mucho tiempo para reinar sobre ustedes. .. para mí siempre fue un Señor bueno, gentil y soberano ". (35)

Después de las ejecuciones de su hijo y su hija, Thomas Boleyn perdió el cargo de señor sello privado ante Thomas Cromwell, el agente de su caída. Por lo tanto, se convirtió en el único noble despedido de uno de los grandes cargos del estado "por el maduro Enrique VIII, aparte de aquellos que también fueron condenados como traidores". (36) Durante los dos años siguientes perdió todos sus títulos excepto su condado inglés (ahora sin heredero). (37)

Thomas Boleyn, vizconde de Rochford, murió en el castillo de Hever el 12 de marzo de 1539.

Thomas Boleyn ... quería que Mary y Anne aprendieran a moverse con facilidad y gracia en los círculos más altos y que adquirieran todas las gracias sociales, que hablaran francés con fluidez, que bailaran, cantasen y tocasen al menos un instrumento, que montaran y fueran capaces de hacerlo. participar en los deportes de campo que eran una pasión tan absorbente entre las clases altas, y familiarizarse con el elaborado código de cortesía que regía todos los aspectos de la vida en la cima.

Bolena fue de gran utilidad para el rey como un diplomático destacado, elegido como un pionero inglés del embajador residente, en lugar de extraordinario. Un hombre sofisticado y culto, fue contratado por su fluidez en francés. Pasó un año desde 1512 hasta 1513 con el Dr. John Young, Sir Richard Wingfield y Sir Edward Poynings en la corte de Margarita de Saboya, regente de los Países Bajos, y el 5 de abril de 1513 concluyó una ampliación de la liga santa anti-francesa. para incluir el imperio. Bolena encontró el favor de la regente como una negociadora rápida e incisiva, y ganó un curso de ella al concluir las negociaciones de la liga en diez días. Se unió a la invasión de Francia en el verano de 1513 con un séquito de 100 hombres.

Anne Boleyn - Reformadora religiosa (Respuesta al comentario)

¿Ana Bolena tenía seis dedos en la mano derecha? Un estudio sobre propaganda católica (comentario de respuesta)

¿Por qué las mujeres fueron hostiles al matrimonio de Enrique VIII con Ana Bolena? (Comentario de respuesta)

Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Enrique VII: ¿un gobernante sabio o malvado? (Comentario de respuesta)

Hans Holbein y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

El matrimonio del príncipe Arturo y Catalina de Aragón (Respuesta al comentario)

Enrique VIII y Ana de Cleves (Respuesta al comentario)

¿Fue la reina Catalina Howard culpable de traición? (Comentario de respuesta)

Catherine Parr y los derechos de la mujer (comentario de respuesta)

Mujeres, política y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Historiadores y novelistas sobre Thomas Cromwell (Respuesta al comentario)

Martin Luther y Thomas Müntzer (Respuesta al comentario)

El antisemitismo de Martín Lutero y Hitler (comentario de respuesta)

Martín Lutero y la reforma (comentario de respuesta)

Mary Tudor y los herejes (comentario de respuesta)

Joan Bocher - Anabautista (Respuesta al comentario)

Anne Askew - Quemada en la hoguera (Respuesta al comentario)

Elizabeth Barton y Enrique VIII (Respuesta al comentario)

Ejecución de Margaret Cheyney (Respuesta al comentario)

Robert Aske (Respuesta al comentario)

Disolución de los monasterios (comentario de respuesta)

Peregrinación de gracia (comentario de respuesta)

Pobreza en la Inglaterra Tudor (Respuesta al comentario)

¿Por qué la reina Isabel no se casó? (Comentario de respuesta)

Francis Walsingham - Códigos y descifrado de códigos (Comentario de respuesta)

Sir Thomas More: ¿Santo o pecador? (Comentario de respuesta)

El arte y la propaganda religiosa de Hans Holbein (Respuesta al comentario)

Revueltas del Primero de Mayo de 1517: ¿Cómo saben los historiadores lo que sucedió? (Comentario de respuesta)

(1) Jonathan Hughes, Thomas Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(2) David Starkey, Seis esposas: las reinas de Enrique VIII (2003) página 258

(3) Alison Plowden, Mujeres Tudor (2002) página 41

(4) Jonathan Hughes, Thomas Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(5) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 120

(6) David Loades, María Tudor : Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(7) David Loades, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 19

(8) Alison Weir, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 70

(9) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 120

(10) David Starkey, Seis esposas: las reinas de Enrique VIII (2003) página 274

(11) David Loades, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 34

(12) Jonathan Hughes, Mary Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(13) David Starkey, Seis esposas: las reinas de Enrique VIII (2003) página 274

(14) Jonathan Hughes, Thomas Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(15) Antonia Fraser, Las seis esposas de Enrique VIII (1992) página 101

(16) Hilary Mantel, Ana Bolena (11 de mayo de 2012)

(17) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 57

(18) Enrique VIII, carta a Ana Bolena (1526)

(19) Philippa Jones, Isabel: Reina Virgen (2010) página 19

(20) Christopher Morris, Los Tudor (1955) página 79

(21) Eric William Ives, Anne Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(22) David Starkey, Seis esposas: las reinas de Enrique VIII (2003) páginas 430-433

(23) George Cavendish, Vida y muerte del cardenal Wolsey (1959) página 137

(24) Jonathan Hughes, Thomas Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(25) Alison Weir, Las seis esposas de Enrique VIII (2007) página 183

(26) Patrick Collinson, Reina Isabel I: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(27) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 168

(28) Jonathan Hughes, Thomas Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(29) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 191

(30) G. W. Bernard, Anne Boleyn: atracciones fatales (2011) páginas 174-175

(31) Philippa Jones, Isabel: Reina Virgen (2010) página 25

(32) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 227

(33) Jonathan Hughes, Mary Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)

(34) Retha M. Warnicke, El ascenso y la caída de Ana Bolena (1989) página 227

(35) Ana Bolena, declaración en el andamio de Tower Green (19 de mayo de 1536)

(36) Helen Miller, Enrique VIII y la nobleza inglesa (1986) página 178

(37) Jonathan Hughes, Mary Boleyn: Diccionario Oxford de biografía nacional (2004-2014)


Thomas Boleyn (sacerdote)

El muy reverendo Thomas Bolena, LL.B (c. 1400-1472), (a menudo Maestro Thomas Boleyn, secretario por algunos ahora designados Thomas Bolena II [1]), fue el maestro de Gonville Hall, Cambridge de 1454 a 1472, el séptimo en ocupar ese puesto. [3] A finales de la década de 1440, a través de tres actos de fundación separados, fue uno del pequeño grupo designado para formular los estatutos de lo que se convirtió en Queens 'College en Cambridge. [4] Su hermano Sir Geoffrey Boleyn, alcalde de Londres 1457-58, fue el bisabuelo de Ana Bolena, reina consorte de Inglaterra. [5]


William Carey, cortesano Tudor

William Carey y Mary Boleyn se casaron el 4 de febrero de 1520 en la Capilla Real recién construida en el Palacio de Greenwich. No fue un matrimonio espectacular, pero sí muy sólido y ambas familias quedaron satisfechas con el arreglo. Thomas Boleyn no estuvo presente en el matrimonio, estaba ausente en misión diplomática. Pero el Rey ciertamente dio su bendición, asistiendo al servicio en persona.

William Carey provenía de una prominente familia de la alta sociedad. Nacido c. 1496, fue el segundo hijo de Thomas Carey de Chilton Foliat, Wiltshire y Margaret Spencer. La pareja tendría tres hijos y cuatro hijas. Thomas Carey sirvió en el Parlamento durante el reinado del rey Enrique VII y estaba relacionado con el conde de Northumberland. Su padre, Sir William Carey de Cockington, Devon fue un leal partidario de Lancaster durante las Guerras de las Rosas y fue decapitado en Tewkesbury en 1471.

William Carey era un primo lejano del rey Enrique VIII, descendiente del rey Eduardo III a través de Juan de Gante y la línea Beaufort. Es posible que haya sido presentado a la corte a través de sus conexiones con el conde de Northumberland o con la ayuda de su amigo el conde de Devon. Carey y Devon eran muy cercanos y aparecían frecuentemente juntos y con William actuando en los torneos en las celebraciones del matrimonio del conde. Se sabía que jugaban al tenis juntos.

William era parte de la casa del rey Enrique VIII en junio de 1519. En octubre de 1519, los registros indican que era un miembro oficial del séquito del rey, tenía derecho a una librea en el desayuno y se le asignó un puesto en la Cámara Privada del Rey. Podía hacer justas, apostar, jugar al tenis y probablemente era culto, ingenioso y en buena compañía. Participó en las fiestas de Año Nuevo de 1520.

No hay evidencia de que el matrimonio entre William y Mary Boleyn se arreglara apresuradamente para cubrir su romance con Enrique VIII y nada que indique que fue un matrimonio por amor. No sobreviven detalles de la dote, pero se consideró un buen matrimonio. Hay razones para creer que, debido a que Willian era una estrella en ascenso en la corte, el matrimonio reforzó política y socialmente las ambiciones de la familia Bolena en ese momento. Enrique estaba cortejando a la hermana de María, Ana, a pesar de su antiguo matrimonio con Catalina de Aragón.

La pareja de recién casados ​​probablemente vivía en la corte mientras William cumplía con sus deberes para el rey y había muchas oportunidades para que María estuviera expuesta a la presencia del rey. Ambos estuvieron en las brillantes festividades en el Campo del Paño de Oro en el verano de 1520, donde William participó en la justa. A su regreso a Inglaterra, William recibió un ascenso al puesto de Esquire of the Body del rey.

Identificar el comienzo de la relación de Enrique VIII con Mary Carey es difícil, ya que mantuvo la relación muy discreta. William comenzó a recibir subvenciones reales en febrero de 1522 y el romance de Henry con Elizabeth Blount terminaba aproximadamente al mismo tiempo, por lo que esto puede indicar cuándo María se convirtió en la amante del rey. La primera subvención que recibió William la custodia de New Hall en Boreham en Essex, un palacio bien equipado y recientemente renovado que Henry había utilizado como su base cuando visitó a Bessie Blount en Blackmoor Priory. Después de las renovaciones, la casa se llamó Beaulieu y William tenía los derechos para alojarse allí.

En julio de 1522, Carey, junto con otro cortesano, recibió una subvención por la valiosa tutela de un tal Thomas Sharpe de Canterbury, lo que permitió a los dos hombres compartir el uso de las tierras de Sharpe y sus ingresos. William también recibió una anualidad de cincuenta marcos, que luego aumentó a cien libras. El rey otorgó a William el cargo de administrador del ducado de Lancaster. En abril de 1523, William fue nombrado Receptor y Alguacil de la mansión de Writtle, Essex y nombrado Guardián de Writtle Park, junto con otras tarifas y ventajas. Muchas más mansiones pasaron a su control junto con el título de Condestable del castillo real de Pleshy en Essex, con derecho a residir allí.

William pudo haber sabido o no del romance de su esposa con el rey. O quizás no existía ninguna relación entre Mary y Henry, y William se ganó estas subvenciones y obsequios por su buen servicio. Durante este período de tiempo, Mary dio a luz a una hija, Katherine. Se desconoce su fecha de nacimiento, pero se estima que es c. 1523, lo que llevó a la especulación de que ella pudo haber sido la hija del rey y no William Carey. La fecha de concepción del hijo de María, Enrique, parece haber sido cuando su supuesta relación con el rey había terminado.

William participó en las justas justo antes de la Navidad de 1524 en Greenwich, a las que siguió una cena, una mascarada y baile. En enero de 1526, fue nombrado Guardián del Palacio de Greenwich, con derecho a alojarse allí. El romance de María con el rey pudo haber terminado cuando, el 20 de febrero de 1526, William recibió concesiones más sustanciales de propiedades y mansiones en Hampshire y Wiltshire, junto con licencias para celebrar ferias y mercados y otras libertades.

Lo más probable es que Mary volviera a vivir con William y ellos permanecieran en la corte, con William cumpliendo con sus deberes como caballero de la cámara privada y como guardián de las numerosas mansiones y castillos. En la primavera de 1527, Carey participó en la organización de una espléndida recepción para los embajadores franceses que estaban en Inglaterra para negociar el "Tratado de paz eterna" y el compromiso de la princesa María con Enrique, duque de Orleans, segundo hijo del rey Francisco. I. La primera comisión registrada de Hans Holbein en Inglaterra involucró esta celebración y diseñó dos arcos triunfales y pintó un techo.

Holbein también pintó retratos de los mensajeros que organizaron las ceremonias, posiblemente también pintando a William Carey. William contrajo la enfermedad del sudor y murió el 22 de junio de 1528. En su lecho de muerte, solicitó a Thomas Wolsey, el puesto de abadesa de Wilton para su hermana Eleanor. Se desconoce el lugar de su muerte y dónde está enterrado. Su muerte dejó a su esposa pobre y endeudada con dos hijos pequeños que mantener. Cualquiera que sea la propiedad de William cuando murió, fue para su hijo Henry. En 1534, Mary Carey se casó en secreto con Sir William Stafford, miembro de la guarnición de Calais.

Lectura adicional: "The Boleyn Women" de Elizabeth Norton, "Mary Boleyn: Mistress of Kings" de Alison Weir, entrada en el Oxford Dictionary of National Biography sobre William Carey escrito por Michael Riordan, entrada en el Oxford Dictionary of National Biography en Knollys [de soltera Carey], Katherine, Lady Knollys escrito por Sally Varlow


Thomas Boleyn, ¿el hombre del rey Enrique VIII? ¿Un Tudor poderoso y controvertido?

Thomas Boleyn fue una figura importante durante muchos años en el reinado del rey Enrique VIII de Inglaterra. También fue padre de la segunda esposa de Enrique VIII, Ana, así como de George Boleyn, el marido de Jane Boleyn. Pero, ¿era un hombre malo y controvertido? ¿O es esa opinión equivocada? Jennifer Johnstone nos da su opinión.

Thomas Bolena

Thomas también fue honrado con el caballero de la liga, una élite y un gran honor en la era Tudor. En 1532, a Bolena se le concedió el Lord Privy Seal. En total, una impresionante variedad de títulos. Obviamente, Bolena fue lo suficientemente astuto como para jugar el juego de la política Tudor y tuvo gran éxito en ese juego.

Una imagen que se dice que es de Thomas Boleyn.

La carrera de un diplomático

Thomas no era solo un político, también era un diplomático. Uno de sus roles más destacados como diplomático fue el de embajador en Francia, cargo que inició en 1518. Como embajador, fue responsable de organizar el Campo de Paño y Oro, una reunión entre

La reputación de Thomas

Aun así, por mucho que Thomas no pudo evitar la aventura de Mary, trató de ayudar a Anne. De hecho, Thomas sacó a Anne de la corte cuando vio que el rey se interesaba por ella. Y trajo a Mary de Francia a Inglaterra cuando se enteró de sus hazañas allí. Parece como si se preocupara por sus hijas.

También les dio a sus hijas la mejor educación posible, enviándolas al extranjero para sus estudios. Las mujeres y las niñas que recibían educación en ese momento era poco común, ya que las mujeres eran vistas como amas de casa, no como académicas o académicas. Muestra que quizás Thomas no era tradicional y que era más liberal y de mente más abierta que muchos hombres de su tiempo.

Una lección para el futuro

Como podemos ver tanto en Thomas Boleyn como en Jane Boleyn, sus personajes podrían estar muy alejados de lo que creemos que son. Nunca sabremos realmente qué tipo de personas eran Jane y Thomas Boleyn, ya que las fuentes disponibles pueden ser parciales o poco claras, por lo que es difícil conocer realmente sus verdaderas motivaciones.

Supongo que tenemos que mirar las fuentes primarias nosotros mismos y llegar a nuestros juicios. También tenemos que ver las situaciones en contexto y preguntarnos si era convencional que las personas se comportaran de cierta manera en una época determinada, o cuando las personas actuaban fuera de lugar. Para conocer a personas históricas, debemos cuestionar las fuentes: ¿quién escribió esto? ¿Por qué escribieron esto? ¿Cuáles fueron sus ideologías políticas y religiosas?

A veces, las personas pueden ser completamente diferentes según el ángulo desde el que las veamos.

¿Qué opinas sobre este artículo? ¿Estás de acuerdo? Háganos saber dejando un comentario a continuación ...


Muerte de Ana Bolena

Dos días después del juicio y su condena, el matrimonio de Anne con Henry fue declarado nulo y sin valor. Anne iba a ser decapitada el 18 de mayo, pero su ejecución se pospuso para el día siguiente, ya que Sir William Kingston, el alguacil de la Torre de Londres, recibió órdenes de limpiar la Torre de "extraños", es decir, diplomáticos extranjeros.

Henry y Thomas Cromwell, el ministro principal del rey, estaban preocupados de que estos diplomáticos enviaran informes de la ejecución de Anne a sus amos, lo que despertó simpatía entre los monarcas extranjeros por la ex reina y / o hizo que Henry pareciera el villano en todo este asunto. El 19 de mayo de 1536, Anne fue decapitada por un experto espadachín que fue traído especialmente de Francia.

A lo largo de su terrible experiencia, Anne mantuvo su inocencia. De hecho, la mayoría de los historiadores modernos creen que la reina era inocente y que fue incriminada por Henry o por Cromwell. Según el primer escenario, el rey estaba decidido a casarse con otra mujer, con quien podría engendrar un heredero varón. Como Anne se interponía en su camino, decidió deshacerse de ella.

En el segundo escenario, Cromwell percibió a Anne como un obstáculo en sus maquinaciones políticas y, por lo tanto, trató de eliminarla. El primer ministro del rey favoreció una alianza entre Inglaterra y el Sacro Imperio Romano Germánico. Anne, por otro lado, era pro-francesa. Además, Ana se opuso a los planes de Cromwell para los monasterios, y el limosnero de la reina lo atacó a él y al consejo que le dio al rey en un sermón predicado ante Enrique.


La historia no contada y complicada de Thomas y George Boleyn

Sin duda, Thomas y George Boleyn se encuentran entre los villanos de la historia, pero no por esa razón no merecen una valoración precisa, que Lauren Mackay proporciona en Entre los lobos de la corte.

Un retrato de Thomas Boleyn (izquierda) y lo que se cree que es un retrato de George Boleyn (derecha) [Wikipedia]

La historia de la creación de la Iglesia de Inglaterra por parte del rey Enrique VIII es bien conocida en sus contornos básicos, debatida vociferantemente en sus detalles. ¿El infame monarca inglés persiguió agresivamente a Ana Bolena o sucumbió a sus seducciones? ¿En qué medida estaba motivado por la lujuria, en qué medida por el enamoramiento, en qué medida por el deseo del heredero varón que él consideraba esencial para la estabilidad política de su país después de la Guerra de las Rosas? Entre los principales ingleses de la época que estaban activamente comprometidos con la separación de la Iglesia católica, ¿cuántos querían una cesaropapista que mantuviera la mayoría de las creencias y prácticas católicas, cuántos estaban comprometidos con una pseudo-reforma a lo largo de líneas protestantes?

Es natural que cada nuevo libro publicado sobre ese período de la historia inglesa pretenda abrir nuevos caminos en su intento de responder a tales preguntas. Pero pocos están a la altura de tales afirmaciones, ni siquiera una cuarta parte de la de Lauren Mackay. Entre los lobos de la corte: la historia no contada de Thomas y George Boleyn.

Aunque algo exagerado como argumento para la defensa, Entre los lobos de la corte muestra de manera convincente que las representaciones comunes de Thomas Boleyn tienen serias fallas, a veces contradicen hechos demostrables y a veces tratan interpretaciones discutibles como indiscutiblemente fácticas. Ciertamente, no era la relativa no entidad de la leyenda, un hombre que saltó a la fama simplemente por las sucesivas relaciones románticas de sus dos hijas con el rey. En cambio, era un diplomático de primer nivel, un erudito aficionado cuyos logros intelectuales eran muy apreciados por su amigo Desiderius Erasmo y un buen atleta cuyo medio aristocrático esperaba tal destreza. La familia en la que nació estaba estrechamente casada con la nobleza y su abuelo materno era un conde, aunque recientemente se hizo a sí mismo en la línea masculina directa. En resumen, la influencia de sus hijas con Enrique VIII sin duda facilitó su avance, pero lo hizo solo dándole una ventaja sobre el mero puñado de otros hombres altamente calificados y hombres bien conectados que eran sus rivales.

Con tales hechos en mente, Mackay argumenta que Thomas Boleyn no habría promovido a sus hijas como amantes reales o (hasta que el propio rey hubiera decidido ese curso de acción) como reemplazos de la reina de Enrique, Catalina de Aragón, siempre y cuando el este último permaneció vivo. Según ella, él era un político demasiado astuto para jugar un juego tan peligroso, en el que el éxito no podía proporcionar a sus ambiciones una ayuda más que moderada, pero en el que la derrota podía ser completamente desastrosa.

Al igual que aquellos que intenta refutar, la interpretación de los hechos de Mackay se basa en un grado considerable en una serie de supuestos e interpretaciones que se refuerzan mutuamente, pero al presentar una alternativa de plausibilidad al menos comparable, muestra que un reexamen serio se llama por. Ella también sostiene que, aunque rechazó la autoridad de la Iglesia Católica como juez de la validez matrimonial, Thomas Boleyn era un hombre demasiado moral para favorecer que sus hijas cometieran adulterio o fornicación con un rey para quien no eran (según el estándar de nadie). casado, opinión que plantea la interesante cuestión de su religiosidad.

Al principio de su vida, Thomas Boleyn era convencionalmente católico. Más tarde (como Santo Tomás Moro) ingresó en los círculos humanistas cristianos asociados con Erasmo, círculos que incluían algunos de ortodoxia ejemplar y otros claramente heterodoxos. En su apoyo posterior a la creación de la Iglesia de Inglaterra, parece haber abrazado puntos de vista que más tarde se llamarían anglo-católicos. Hasta qué punto sus desviaciones de la ortodoxia católica fueron influenciadas por formas heterodoxas del humanismo cristiano y cuánto por el deseo de ver a su hija casada con el rey es objeto de especulaciones. Por lo tanto, parece bastante probable que se opusiera a que sus hijas tuvieran relaciones sexuales extramatrimoniales, aunque Mackay no considera el hecho de que, si este fuera el caso, la combinación de tal actitud con sus habilidades políticas podría significar que Thomas Boleyn jugó un papel más importante en el fomento del cisma de lo que se pensaba anteriormente, ya sea por la heterodoxia preexistente o por la necesidad de aliviar su conciencia.

George Boleyn, que murió a la edad de sólo treinta y dos años, recibe una consideración secundaria en el libro de Mackay y, como en el caso de su padre, queda claro que muchas creencias repetidas sobre él carecen de pruebas sustanciales. Sus oportunidades para demostrar sus habilidades fueron algo limitadas, pero incluso si sus talentos no se elevaron por encima del nivel de lo ordinario, no puede, en ausencia de nuevas pruebas, hacerse pasar por un simple petimetre.

Quizás lo más refrescante del libro de Mackay, y lo que le permite estar repleto de información y análisis verdaderamente nuevos, es la medida en que permanece firmemente centrado en el tema que profesa: las historias de vida del padre de Anne Boleyn, Thomas y su hermano. Jorge. Su trabajo no es, como muchas biografías de los contemporáneos de sus sujetos, más o menos una amplia historia del período en el que, en el mejor de los casos, se le da especial énfasis a un particular. In contrast to this approach, Mackay uses the major events of the period as simple “mile markers,” without explaining what they are or their more general significance, mentioning them briefly for the sake of context and giving substantial consideration only to the direct role which her subjected played in them or the impact which they had on her subjects’ lives.

This does mean that her book is best suited to those who have a good basic knowledge of the period but is not for that reason a special volume inaccessible to the average reader. Those who have read one or two good introductions to the period should have sufficient background knowledge, and Mackay’s narrative is clear and as succinct as a full presentation of her material will allow, her prose unmarred by academic opaqueness.

Undoubtedly Thomas and George Boleyn rank among the villains of history but are not for that reason undeserving of an accurate appraisal—one which has the potential to be both in some ways redeeming and in some ways damning. On the one hand a good case (at the very least) can be made for the view that they were not so sordid as to merely pimp their close female relatives to the king, and were not so inconsequential as to have any cynical “need” to do so. On the other hand, the very facts which can be used to defend them on those points may well imply that they played a more important role in promoting other evils than has often been believed.

Si valora las noticias y las opiniones que ofrece Catholic World Report, considere hacer una donación para apoyar nuestros esfuerzos. Su contribución nos ayudará a seguir haciendo que CWR esté disponible para todos los lectores de todo el mundo de forma gratuita, sin una suscripción. ¡Gracias por tu generosidad!

Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo donar a CWR. Haga clic aquí para suscribirse a nuestro boletín.


Thomas Boleyn Letter donated to Lincoln Cathedral

A 500-year-old letter written by the father of one of Henry VIII’s six wives has been donated to Lincoln Cathedral.

Visitors will now be able to see the note about Anne Boleyn which is said to have started a chain of events radically altering the course of English history and ended with her being beheaded.

International opera singer Jane Eaglen, from Lincoln, has donated the letter.

It will go on display at the cathedral’s Medieval Library in September to commemorate the 500th anniversary of King Henry’s ascension to the throne.

The letter was penned on August 14, 1514, by Sir Thomas Boleyn – Henry VIII’s diplomat.

It was written to Archduchess Margaret of Austria, regent of the Netherlands and aunt of the Holy Roman Emperor Charles V.

Sir Thomas had used his influence to place Anne in the Margaret’s Court as an opportunity for advancement.

But then King Henry ordered that Anne be taken to France to become lady-in-waiting to King Henry’s sister Mary who was betrothed to Louis XII.

Writing from Greenwich, Thomas Boleyn sent the letter to the Regent Margaret asking her to release his daughter.


Doomed Royal Marriage

Despite producing a healthy baby girl, Elizabeth, Anne's failure to provide a male heir, compacted by Henry’s own spasmodic health issues with virility, signalled the beginning of the end of her and her family's streak of good luck.

Despite producing a healthy baby girl, Elizabeth, Anne's failure to provide a male heir, compacted by Henry’s own spasmodic health issues with virility, signalled the beginning of the end of her and her family's streak of good luck.

‘I see God will not give me male children’

The turning point for Henry came about when Anne miscarried a male foetus during her third pregnancy causing him to believe that he was cursed yet again with the prospect of being married to a woman who could not produce a male heir. ‘I see God will not give me male children’ he exclaimed as he convinced himself that he had been ‘bewitched’ by Anne Boleyn.

Compounding his growing distrust and dislike of Anne was the fact that her once appealing fiery nature now irritated him and her interventions with religious and political affairs made her appear troublesome to her many critics and in particular an anti-Boleyn faction at court. There was a growing interest amongst Anne’s adversaries to exploit Henry’s interest in a possible new wife in the form of the plain but sweet-natured Jane Seymour who came from noble stock.

At just twenty-six years of age, Jane represented promise regarding the King’s desperation for a male heir. A combination of politics – Rome was willing to forget Henry’s cruel treatment of his first wife the Catholic Queen Catherine if he got rid of ‘the Concubine’ (Anne) - and the King’s desperate need for a son played a major part in convincing Henry that the dark-eyed woman he had once lusted for and changed England’s religion for in order to marry, must now go. Henry’s trusted legal advisor Thomas Cromwell, who had masterminded Henry’s divorce from Queen Catherine, was called upon again for his Machiavellian tactics – this time to get rid of Anne and the Boleyn faction which threatened the body politic, forever.


Thomas Boleyn - History

According to his wikipedia page, it was Thomas Howard, 3rd Duke of Norfolk, who presided over the trials, not Thomas Boleyn:

Perhaps "sat in judgment" was a poor choice of words on my part. What I wanted to know was whether or not Thomas Boleyn was among those peers who found Anne and George guilty:)

I'm sorry I misunderstood you. According to this, the answer is "no":

However, Thomas Boleyn was on the jury that condemned the remaining men (Smeaton, Weston, Norris, etc.), which effectively pre-judged Anne's case.

Esther, thank you for bearing with me:) I checked out the Anne Boleyn files website that you recommended. Talk about a stacked jury!

What a weasel Thomas Boleyn was, too. By finding Norris, Weston, Smeaton etc. guilty, he was, in effect, signing the death warrants of his own children. What a contrast, too, to Katharine of Aragon, and even Anne Boleyn, who protected the interests of their children above even their own lives.

Says something about the female of the species, doesn't it?

I'm curious as what you are mean by the phrase "Katharine of Aragon, and EVEN Anne Boleyn"? It seems to imply that Anne Boleyn's character was lesser as compared to Katherine's.

Anne's treatment of Henry's daughter Mary did not reflect well on her. She did her best to keep Henry and Mary apart, and completely succeeded in separating Mary from her mother. I don't think I'm alone in believing that Anne would have been more than happy to be rid of Mary altogether. I really don't see Anne as a compassionate woman or as a woman of sterling character.

Would Katherine have behaved differently had the situations been reversed? Perhaps not.

No. Thomas Boleyn was not one of the jury at his children trial. However, he would have been. according to Alison Weir ( "The Lady in the tower) he was suppose to be jury #27. However he was dismiss by Thomas Howard ,3rd Duke of Norfolk.

Accordingto some historian, Thomas Boleyn did serve as jury in the case of the men convicted along with Anne & George.

Would Katherine have behaved differently had the situations been reversed? Perhaps not.

Estoy en desacuerdo. Queen Katherine had to put up with Henry VIII bastard child Henry Fitzroy,1st Duke of Richmon,and she never said a bad thing about him. Also while in the mist of Henry VIII 's fascination with Anne, when he was seeking to put Katherine aside, Queen Katherine refuse to let anyone else speak ill of Anne in her present. However not because she liked Anna, or anything like that, but because she knew one day Anna would be in the same situation she was in. and she was right LOL! But according to most historian Queen Katherine was way to pious to treat anyone in the manner that Anna did.

I also do not think Thomas Boleyn was a weasel for finding the guys guilty. I think he had no choice but to find them guilty. If he had found them innocent. That would only be one vote for innocent, which could have cause problem for the rest of his remaining family. After all he still had a sick wife,and a daughter to think about. So he had no choice in the matter. It was a situation that he couldn't get out of.

Katharine of Aragon did put up with quite a lot, such as sitting through the ceremony in which Henry created his illegitimate son Duke of Richmond. I think, though that K of A was a woman who chose her battles wisely. I doubt she would have been as complacent if Henry had made his son by Bessie Blount legitimate. Mary was still heiress to the throne whether Henry Fitzroy became a Duke or not.

Katharine, daughter of Isabella, was definitely a woman capable of putting up a fight if necessary. She certainly proved that.

Anne's position was a bit different. If Henry had died in 1534, Elizabeth's position would have been precarious to say the least.

It is hard to say what a person who died almost 500 years ago would have done in this, that or the other situation) Take the "saintly " Thomas More (author of "Utopia") for example. He would not take the oath of succession to save his own life because to do so would have violated his principles. He was, by all reports, one of the kindest fathers in England and one of the most devoted husbands. Yet, he took part in the torturing of heretics in the Tower of London. Not what you would expect of such a man!

I still think Thomas Boleyn was a weasel. It is unlikely that Henry would have taken vengeance on Mary Boleyn if Thomas Boleyn were to have voted "not guilty" at the trials of Norris, Smeaton, etc. Remember, Mary's children were most likely his children, too:) I think Thomas Boleyn's main concern was for Thomas Boleyn.

"I still think Thomas Boleyn was a weasel. It is unlikely that Henry would have taken vengeance on Mary Boleyn if Thomas Boleyn were to have voted "not guilty" at the trials of Norris, Smeaton, etc. Remember, Mary's children were most likely his children, too:)"

Do you mean Anne Boleyn? Or are you now talking about Mary Boleyn Carey?

I know of no evidence that Henry VIII ever took vengeance on Mary Boleyn Carey or her children. To what are you referring?

kb,I was responding to Luv's comment which was posted right before my last comment on this subject. She argued that Thomas Boleyn might have found Smeaton, Norris & company guilty (of adultery with Anne Boleyn) in order to save his remaining family (primarily Mary Boleyn Carey) from persecution.

While I agree with her that Thomas Boleyn's lone "not guilty" vote would not have saved Anne or George Boleyn, I don't agree that Thomas Boleyn was protecting Mary Boleyn Carey.

Thank you to everyone who answered this post. I appreciate the information provided and the lively debate! Thank you again, Lara, for providing us with this wonderful site.


Ver el vídeo: Las hermanas Bolena - Digimon style